Busca en Nuestro Sitio

31 diciembre 2011

1° Simposio del Libro de Mormón en Chillán, Chile


Se realizó el 1° Simposio del Libro de Mormón en la ciudad de Chillán, Chile. Agradecemos a todos quienes apoyaron esta iniciativa, especialmente la Presidencia de la Estaca Chillán, a Rosauro Concha, Presidente de Hombres Jóvenes de Estaca y al Obispo Luis Monsalve, quienes desarrollaron importantes temas asociados a la aplicación personal y misional de las enseñanzas presentes en el Libro de Mormón.
Además, agradezco la oportunidad que tuve de exponer sobre " El Libro de Mormón y la América Antigua".
Los participantes disfrutaron de una tarde edificante, aprendiendo sobre diferentes aspectos del Libro de Mormón.
Tenemos proyectados y se están organizando 4 Simposios más para el año 2012, además, ayudamos con material de investigación a una charla dictada en Brasil.
Si alguien desea organizar una charla o un Simposio en cualquier país, solo contáctenos y también podemos orientarles en como hacerlo y apoyarles en todo lo necesario.


20 diciembre 2011

Power Point de Evidencias del Libro de Mormón versión 3.0


La versión 3.0 del PowerPoint de Evidencias del Libro de Mormón, está disponible para todos quienes quieran recibirla. Solo deben realizar un comentario en el sitio y luego enviar un correo a alvaror@evidenciaslibrodemormon.org solicitándolo.

09 diciembre 2011

Las descripciones del Libro de Mormón, Video

video


Encontré este video que describe algunas costumbres descritas en el Libro de Mormon y que están reflejadas en la Antigua América, fue subido por el usuario "legadolamanita" de Youtube.

02 diciembre 2011

La extinción de los Olmecas y el final de la cultura Jaredita

La causa de la extinción Olmeca y el aporte que el Libro de Mormón puede hacer al tema, por medio del conocimiento que hace de la extinción Jaredita.
Autor: Álvaro Figueroa.


La Arqueología en América se hace preguntas que hasta el día de hoy no puede contestar... una de ellas está planteada por los comentarios del arqueólogo y estudioso Michael Coe. Él explica lo que se sabe de la extinción del pueblo Olmeca, a quienes hemos comparado anteriormente con los Jareditas debido a que existen increíbles similitudes. Cito: 
"Entonces La Venta llega a su fin, la causa y naturaleza de su destino se halla perdida en el misterio, un misterio que también veremos en el gran centro Olmeca de San Lorenzo, se deja de construir, no se hacen ni preparan tumbas, ni se efectúan mas ofrendas sobre sus adornados pisos, sus gobernantes y sus gentes han desaparecido y año tras año los nortes soplan desde la costa, envolviendo las ruinas de La Venta en capas de arena, la civilización Olmeca había muerto" (Coe,1968)
El primer hallazgo arqueológico sobre los Olmecas fue 30 años después de la publicación del Libro de Mormón, la gran pregunta nace por sí misma.

¿Qué pasó con la Cultura Olmeca? ¿Cómo se extinguieron?

La respuesta la encontramos en el Libro de Eter del Libro de Mormón cuando narra la extinción del pueblo Jaredita.

Fuente:

America's First Civlization, discovering the Olmec. Por Michael D. Coe.

28 noviembre 2011

Elefantes en Éter 9:19

Es muy común que los críticos del Libro de Mormón muestren como un anacronismo la mención de elefantes en el libro de Éter. Sin embargo, existen fuentes válidas que contradicen a los detractores que usan este argumento para desacreditar al Libro de Mormón.

Autor: fairlds.org


Elefantes

El único lugar donde los elefantes son mencionados es en Éter 9:19 aproximadamente en el año 2500 a.C. De este modo los elefantes sobre el continente americano habrían sobrevivido al año 2400 a.C. Más allá de las tradiciones, cinco efigies de elefantes han sido encontrados en el antiguo México. Dr. Verrill, un reconocido arqueólogo (no-mormón) describe una de estas figuras:
“tan obvia y sorprendentemente de elefante que no puede ser explicada por ninguna teoría ordinaria que suponen ser un tapir exagerado, oso hormiguero o un guacamayo. No sólo acentuar que esta figura se muestra en un tronco, pero que sumado a ello tiene grandes orejas plegadas y rodillas flexionadas hacia adelante características peculiares de los elefantes. Más aún, muestra una carga pesada puesta sobre su espalda. Es inconcebible que un hombre haya podido imaginar una criatura con las orejas batientes y aquellas rodillas peculiares hacia adelante, o que alguien haya estilizado un tapir hasta esa medida..."
Las tradiciones orales, los registros escritos, y el arte mostrando elefantes representa una fuerte base para la afirmación de que existieron elefantes en América. Un apoyo aún más sustancial ha sido descubierto. Hoy en día todos los estudiosos están de acuerdo que los mastodontes y mamuts (los cuales son incuestionablemente elefantes para los zoologos) vivieron una vez en América. La disputa hoy en día es hace cuánto vivieron. De acuerdo al Libro de Mormón debieron vivir antes del año 2400 a.C. Dentro de las recientes evidencias arqueológicas se ha demostrado que el elefante pudo haber sobrevivido mucho más allá de esa fecha. Huesos de mastodontes cazados han sido recientemente hallados en un sitio arqueológico que data poco después de la época de Cristo. Otro sitio datado aproximadamente 100 a.C. ha dado a luz restos de un mastodonte así como de un caballo.

¿Mastodontes o mamuts?

Algunos estudiosos han sugerido que el elefante (mamut o mastodonte) vivió más allá de lo que anteriormente se creía. Ludwell Johnson, en un artículo titulado “Men and Elephants in America” publicado en la Scientific Monthly, escribió que “Los descubrimientos de asociaciones de humanos y proboscidios [mamíferos elefantinos, incluyendo, elefantes, mamuts, and mastodontes] no son poco frecuentes. Tal como en 1950, MacCowan listó no menos que veintisiete” incluyendo, en el mismo sentido Hugo Gross nota que una “parte quemada de esqueleto de mastodonte y numerosos restos de cerámicos en Alangasi, Ecuador... Ya no puede haber ninguna duda que el hombre y el elefante coexistieron en América .... Probablemente es seguro decir que la proboscidea americana está extinta solo hace 3.000 años".

Si el elefante murió hace al menos 3.000 años atrás, todavía habría estado bien dentro del rango de existencia de la nación jaredita. Como se hizo notar antes, la evidencia indica que el elefante pudo haber sobrevivido en un limitado numero de siglos después. 2

Otros elefantes


Tetrabelodon angustidens, miembro de la familia de los Gomfoteridae

Un tipo-elefante menos conocido es el que también existió desde hace 12 millones de años atrás hasta cerca del 400 d.C. Esos fueros los Gomfoterios:

Los Gomfoterios son un grupo diverso de animales tipo-elefantes (proboscideos) que se esparcieron en norte américa  durante el Mioceno y el Plioceno, 12-1.6 millones de años atrás. Algunos también vivieron en partes de Eurasia y Beringia, y siguieron el gran intercambio americano, en Sud América. Desde alrededor de 5 millones de años atrás hacia adelante, fueron lentamente reemplazados por los elefantes modernos, no obstante la ultima especie en Sud America no se extingió sino hasta el reciente año 400 d.C.1

Restos de Gomfoterios son comunes en sitios Paleo indios en Sud America.2 Un ejemplo es el  recientemente hallazgo de Monte Verde, Chile, datado aproximadamente 14.000 años atrás.

Los Gomfoterios difieren de los elefantes su estructura dental, particularmente en la superficie de mordida de los molares. La mayoría tuvo cuatro colmilos, y sus huesos faciales y nasales retraídos lo que ha llevado a creer a los panteólogos que los gomphotheres son de la rama de los elefantes.3

En pocas palabras, el elefante no presenta problemas para el Libro de Mormón.

Fuentes
  1. John L. Sorenson, An Ancient American Setting for the Book of Mormon (Salt Lake City, Utah : Deseret Book Co. ; Provo, Utah : Foundation for Ancient Research and Mormon Studies, 1996 [1985]),297–298. ISBN 1573451576. GospeLink
  2. Mike Ash, mormonfortress.com
  3. "Gomphothere wikipedia.org (accessed 9 December 2008). El artículo cita a [1] Palmer, D., ed. (1999). The Marshall Illustrated Encyclopedia of Dinosaurs and Prehistoric Animals. London: Marshall Editions. pp.239–242. ISBN 1-84028-152-9 [2] Prado, J. L.; Alberdi, M. T.; Azanza, B.; Sánchez, B.; Frassinetti, D. (2001), "The Pleistocene Gomphotheres (Proboscidea) from South America: diversity, habitats and feeding ecology", in Cavarretta, G.; Gioia, P.; Mussi, M. et al., The World of Elephants - Proceedings of the 1st International Congress, Rome October 16-20 2001 (Rome: Consiglio Nazionale delle Ricerche), 337–340, ISBN 88-8080-025-6, PDF link, retrieved on 25 July 2008. off-site See also Jeff Lindsay, "Elephants -- or Gomphotheres?" Mormanity (4 December 2008)

26 noviembre 2011

Serpientes y sequía

Este artículo demuestra que las condiciones relatadas el Libro de Mormón acerca del comportamiento predador inusual de las serpientes en época de sequía es totalmente comprobable tal cual dice el libro.
Autor: fairlds.org

En el Libro de Mormón, el libro de Éter contiene el relato de una sequía que repentinamente fue acompañada de un crecido número de serpientes venenosas.
"Y ocurrió que empezó a haber una gran escasez en la tierra, y los habitantes empezaron a ser destruidos con suma rapidez por razón de la escasez, pues no había lluvia sobre la faz de la tierra. 
Y también aparecieron serpientes venenosas sobre la superficie de la tierra, y envenenaron a mucha gente. Y sucedió que sus rebaños empezaron a huir de las serpientes venenosas hacia la tierra del sur, que los nefitas llamaban Zarahemla. 
Y aconteció que muchos de ellos perecieron en el camino; no obstante, hubo algunos que huyeron a la tierra del sur. 
Y ocurrió que el Señor hizo que no los persiguieran más las serpientes, sino que obstruyeran el camino para que la gente no pudiera pasar, y para que cualquiera que intentara pasar, cayera por las serpientes venenosas." (Eter 9:30-33)
Los críticos plantean que esto es imposible.

Respuesta...

Todas las serpientes son depredadoras.


Las serpientes a menudo se alimentan de cuyis, ratones, y otros roedores. Se aprovechan, a su vez, tienden a alimentarse de vegetales como cereales. En la eventualidad de una hambruna, los roedores buscan su alimento de otras fuentes.

Granjas u otros asentamientos pueden llegar a contener grandes cantidades de granos almacenados en una pequeña área, la cual naturalmente atraerá a los roedores. Las serpientes inevitablemente les seguirán. (Esto se comprobó en Israel luego de que se abandonasen muchas granjas después de la guerra de 1967. Los roedores, y serpientes que vinieron después de ellos, migraron a los pocas granjas restantes, aumentando grandemente el numero de contactos entre humanos y serpientes 1. Algunas serpientes también requieren beber agua (en lugar de obtener toda su hidratación a través de la predación), y los biólogos modernos han notado que durante una sequía (cuando los lugares en donde beben agua se han agotado) tienden a buscar nuevos lugares, los cuales son usualmente áreas de asentamiento humano. 

Dan Tredinnick, el secretario de prensa de la Comisión Pennsylvania Fish y Boat, notó un aumento en los contactos serpiente-humanos durante la temporada seca de verano de Pennsylvania, y dijo: la combinación de calor y bajas lluvias es probablemente la causa ... Si la gente está viendo serpientes y otros reptiles es muy probable que la razón sea la pérdida de agua ... así como nosotros, ellos necesitan agua ... Las áras donde pudieron tradicionalmente pudieron saciar su sed ya se han secado, afirma, dejandoles ninguna opción más que buscar nuevas partes con agua ... Irán y buscarán otras  áreas y tipos de habitats que ellas necesiten... 2 Además, como sus presas comenzaron a escasear por causa de la sequía, las serpientes podrían haberse vuelto más agresivas, lo cual también hubiese podido acentuar el número de contactos humano-serpientes. La desaparición de las serpientes reportada en Éter 10:33 puede haberse debido no sólo a intervención divina, sino también al término de las condiciones de sequía que resultaría en la dispersión de las serpientes así como de sus presas, lo cual disminuiría el riesgo para la población humana.

Conclusión

Como conclusión, el comportamiento de las serpientes en sequía, es posible de reproducir tal como dice en el Libro de Mormón.

Fuentes
  1. Véase John A. Tvedtnes, "Drought and Serpents," Journal of Book of Mormon Studies 6/1 (1997): 70–72
  2. Véase Eric Mayes, "Heat and drought bringing snakes out of their dens," The Daily Item (18 August 2005), accessed 9 September 2006. Véase también en Don Ayotte, "More snakes slithering into Lake Havasu City area," Havasu News-Herald (31 August 2006)

25 noviembre 2011

La nieve en el Libro de Mormón

¿Cómo Nefi, habiendo vivido en climas desérticos de Jerusalén, podría haberse referido a la blancura de la nieve según 1 Nefi 11:8?
Autor: fairlds.org


Foto de Jerusalen nevada

"Y aconteció que me dijo el Espíritu: ¡Mira! Y miré y vi un árbol; y era semejante al que mi padre había visto; y su belleza era muy superior, sí, sobrepujaba a toda otra belleza; y su blancura excedía a la blancura de la nieve misma." (1 Nefi 11:8)

La creencia popular piensa que esta cita del Libro de Mormón es errada ya que en un clima cálido (como se piensa de Israel), no podría haber habido cosa comparada con la blancura de "la nieve misma".

Contrario a la creencia popular, la nieve no es algo desconocido en Israel o Jerusalén.

Es significativo que sólo habitantes del antiguo mundo (Lehi y Nefi) utilizasen el término "nieve" descriptivamente en el Libro de Mormón; puede que los otros escritores no hayan estado familiarizados con éste como para usarlo en metáforas para ellos ni sus audiencias.

Debe aclararse que muchas escrituras del viejo mundo las cuales también datan de antes que la colonia de Lehi usara el término "nieve" (la palabra hebrea sheleg aparece 20 veces en el Antiguo Testamento). Esto significa que no es sorprendente que Lehi y Nefi (que conocían bien las escrituras israelitas) usaren el término. (Véase: Éxodo 4:6, Números 12:10, 2 Samuel 23:20, 2 Reyes 5:27, 1 Crónicas 11:22, Job 6:16, Job 9:30, Job 24:19, Job 37;6, Job 38:22, Salmos 51:7, 68:14, 147:16, 148:8, Proverbios 25:13, 26:1, Proverbios 31:21, Isaías 1:18, 55:10, Jeremías 18:14.

(Nota: esto no debe ser interpretado como que todos estos textos estuvieron en las planchas de bronce, pero sí demuestran que el término 'nieve'  como descripción de 'blanco' no fue desconocido en Israel.)

17 noviembre 2011

Hombres de gran estatura entre los Jareditas y gigantes entre los Olmecas

Este artículo explica la tradición Olmeca referida a"hombres de gran estatura", y lo relaciona con la tradición similar que describe el Libro de Mormón entre el pueblo Jaredita.


Tomando en cuenta numerosos estudios y comparaciones impresionantes entre el pueblo Jaredita, mencionado en el Libro de Mormón, y el pueblo precolombino llamado Olmeca, (que llega hasta América en el mismo tiempo que los Jareditas) entre las cuales podemos considerar sus construcciones, guerras, cronología, tradiciones y extinción, voy a realizar una recolección de estos datos que se encuentran en diferentes libros y artículos situándolos todos bajo la etiqueta "Jareditas y Olmecas".

En relación a los gigantes, Jimmy Guerrero compara la narración del cronista Fernando de Alva -quien hace alusión a"gigantes"- con la mención sobre "hombres de gran estatura" entre los Jareditas. El Libro de Mormón, en Mosíah 8:10, relata que durante la excursión enviada por Limhi para encontrar a la ciudad de Zarahemla, los viajeros se extraviaron y llegaron al territorio que anteriormente había sido habitado por Jareditas. Allí, ellos encontraron petos de gran tamaño de bronce y de cobre. También, en Helaman 1:15 leemos que Coriamtumr (líder Jaredita) era "fuerte y de gran estatura", es decir, el pueblo Jaredita tenía esta característica: eran personas fuertes y además, de gran tamaño.

Citemos ahora lo que registró Fernando de Alva en sus crónicas Ixtlilxochitl, donde narró lo siguiente sobre las tierras que ocuparon los extintos Olmecas:
"En esta tierra llamada Nueva España habían Gigantes, como ha sido demostrado por los huesos que han sido descubiertos en muchas áreas. Los antiguos toltecas eran los que llevaban los registros, se refieren a ellos como los gigantes de Quianamentzin,.... Ellos fueron destruidos y sus civilzaciones llegaron a su final como resultado de las grandes calamidades como castigo proveniente del cielo por los graves pecados que ellos habían cometido." (Ixtlilxochitl:25)
Además de esta interesante similitud en la estatura física, debemos considerar también las razones por las cuales se extinguieron ambos pueblos las cuales también son coincidentes.

Interesante es notar además, que los registros de Fernando de Alva fueron publicados al mundo 30 años después de la publicación del Libro de Mormón.

11 noviembre 2011

La visita de Jesucristo a América y Quetzalcóatl

Este artículo expone un listado de similitudes inequívocas entre la deidad azteca Quetzalcóatl y nuestro Señor y Dios Jesucristo

Siempre ante un hecho oficial existen versiones paralelas, narraciones de boca a boca procedentes de diferentes fuentes y dependiendo de la importancia de este en algunos casos pueden pasar a convertirse en leyenda y precisamente esto ocurrió con la visita de Jesucristo al continente americano después de su resurrección.

Él compartió con hombres escogidos de este lado del mundo: "tengo también otras ovejas... y ellas oirán mi voz..." (Juan 10:16). Palabras de la boca de Jesús, las cuales se cumplirían con su presencia literal entre el pueblo nefita. La versión oficial de este trascendental hecho está registrado en el Libro de Mormón. Las versiones paralelas están diseminadas por toda América plasmadas en las leyendas que traspasaron el tiempo y se transmitieron por aborígenes de generación en generación.

Son muchos los arqueólogos y los estudiosos que mencionan a un Ser que apareció en esa época de la que habla el Libro de Mormón y actuó de la misma forma en que actuó el Salvador como dice el registro, y que además se fue prometiendo volver un día. Este ser es llamado por los indígenas como "Quetzalcóatl" y es conocido por toda la América en diferentes pueblos y culturas; en algunos lugares con diferentes nombres, pero todos narran las mismas maravillas que él realizó.

El estudioso Jimmy Guerrero cita a Joseph Allen sobre una recopilación y comparación entre Cristo y Quetzalcóatl entre el Libro de Mormon y las publicaciones de conocidos arqueólogos (no-mormones).

Similitudes entre Cristo y Quetzalcóatl
  1. Tanto Cristo como Quetzalcóatl fueron considerados como creadores de todas las cosas (Mosíah 4:2, Saenz 962:19,40)
  2. Cristo y Quetzalcóatl nacieron de mujeres vírgenes (Alma 7:10, Gamiz 95)
  3. Tanto Cristo como Quetzalcóatl son descritos de tez blanca y vistiendo ropaje blanco (3 Nefi 1:8, Torquemada 47)
  4. Tanto Cristo como Quetzalcóatl realizaron milagros y sanidades (3 Nefi 26:15, Sejourne 137,137)
  5. Cristo y Quetzalcóatl enseñaron la ordenanza del bautismo (3 Nefi 11:23, Irwin 1963 :170)
  6. Tanto Cristo como Quetzalcóatl profetizaron sobre el futuro
  7. Cristo y Quetzalcóatl fueron consideradas como deidades universales y no únicamente locales (3 Nefi 16:1, Sejourne 1962)
  8. Una gran destrucción fue asociada en la aparición tanto de Cristo, así como la de Quetzalcóatl exactamente en el mismo periodo de la historia (3 Nefi 8:5, Ixtlilxochitl:40)
  9. La cruz fue un símbolo asociado tanto para Cristo como para Quetzalcóatl (3 Nefi 27:14, Irwin 1963: 165)
  10. Tanto Cristo como Quetzalcóatl enviaron discípulos a predicar por el mundo (3 Nefi 12:1, Wirth 1978:55)
  11. Ambos, Cristo y Quetzalcóatl prometieron que regresarían por segunda vez (2Nefi 6:14, Sahagun 1:40)
  12. Una nueva estrella es asociada tanto con Cristo como con Quetzalcóatl (3 Nefi1:21, anales de Cauchtitlan 7)
Fuente.

Joseph Allen, Exploring the lands of the book of Mormon pag. 159,160

05 noviembre 2011

Los nombres correctos en el Libro de Mormón

Evidencias de que los nombres aparecidos en Libro de Mormón corresponden a las zonas y épocas en las que el libro los sitúa.


Anteriormente se han publicado artículos relacionados con los nombres de personas que participan en el Libro de Mormón.

La pregunta básica sobre este tema es: ¿Los nombres corresponderían a la zona y tiempo en que se desarrolla el Libro de Mormón? La respuesta es un tajante Sí. Considerando los mas de 200 nombres, para cualquiera sería de extrema complejidad crearlos de la nada y que además estos tengan una base geográfica, cultural, real y plausible al entorno en que se desenvuelve la familia de Lehi.

Además de saber que en la época de José Smith no se contaba con este tipo de información. ¿Cómo fue esto posible?, lo fue por que el Libro de Mormón es la traducción de un antiguo registro, hecho por personas reales provenientes de Jerusalén en el 600 a. C. y no un plagio ni una invención. Es lo que dice ser.

El libro Lehi en el desierto, páginas 91 y 92, cito:
Todos los nombres del Mundo Antiguo que presentan similitudes con los del relato del Libro de Mormón vienen de Egipto, pero no de cualquier región de Egipto, sino en especial de la región Sur, en donde una colonia judía, cuya fecha de asentamiento es indefinida, pero se calcula que al menos a mediados del siglo diecisiete floreció. Lo que es más, todos estos nombres pertenecen a las últimas dinastías, ya en decadencia. El Libro de Mormón nos relata que Lehi fue un rico mercader que había “morado en Jerusalén todos sus días , disfrutando de una cultura y educación egipcias, que se había empeñado en transmitir a sus hijos. El libro continuamente hace referencia a la doble vertiente cultural de la familia de Lehi: profundamente hebrea, pero orgullosa de su ascendencia egipcia. `La civilizacion egipcia fue una de las mas admiradas e imitadas,' escribe Harry R. H. Hall, al hablar de la tierra y época de Lehi. Los únicos nombres no-hebreos que disfrutaban de popularidad entre los nefitas debieran, de acuerdo con el relato del Libro de Mormón, ser egipcios, y se ha descubierto que ese es el caso.” Tras disertar sobre los nombres de Sam y Amón de la forma presentada líneas arriba, el artículo concluye así: Regresando a nuestro asunto: ¿Qué sabía Jose Smith, traductor del Libro de Mormón, del Mundo Antiguo? Todo parece indicar que era toda una autoridad, pues conocía: 
  1. Una cantidad respetable de nombres egipcios comunes; palabras de un sonido extraño que en ningún sentido se asemejan al hebreo o a alguna otra lengua conocida en la época de José Smith.
  2. Sabía el tipo de trama y escenario en el que dichos nombres figuraban en el Mundo Antiguo y parecen naturalmente adaptados a la escena egipicia. Ofrece un panorama correcto y claro de las relaciones culturales entre Egipto e Israel, enfatizando su naturaleza esencialmente comercial, en la extraordinariamente convincente radiografía del relato de Lehi—un típico comerciante del siglo siete a. C. El bosquejo de la vida del antiguo Oriente que el Libro de Mormón nos permite reconstruir es el mas maravilloso comparadas a la luz de aquellas fantásticas ideas del espléndido Oriente que pululaban en las mentes Lehi en el Desierto y el Mundo de los Jareditas. (Hugh B. Nibley. de los mas avezados eruditos de esa época).
El tema de los nombres en el Libro de Mormón continúa a la espera del cuidadoso estudio que merece; el propósito de lo presente es simplemente indicar que tal estudio conducirá a cualquier otra parte menos a un callejón sin salida. Como un ejemplo válido de esa aseveración, citemos un principio establecido por Albright: `La pérdida de la terminación –on es completamente común en los nombres de sitios palestinos.' William F. Albright, The Vocalization of the Egyptian Syllabic Orthography (New Haven: American Oriental Society, 1934) 10:12.

En el egipcio o el egipcio `reformado' tal terminación seria conservada y de este modo tenemos en el Libro de Mormón los nombres Emrón, Heslón, Jasón, Morón, Moriantón, etc. No es una proeza pequeña, como ha quedado demostrado en Harold Lundstrom, `Original Words of the Book of Mormon,'IE 51 (February 1948)

Fuente:

Lehi en el Desierto. Hugh Nibley.
Para más información véase el siguiente artículo nombres inusuales en el Libro de Mormón

Figura literaria de composiciones egipcias plasmada en el Libro de Mormón

Los nuevos estudios literarios realizados al contenido del Libro de Mormón por expertos en el tema,  evidencian cada vez más que realmente fue escrito por antiguos profetas.




Los estilos, las expresiones, las formas y las figuras literarias del antiguo hebreo están diseminadas por todo el registro Nefita.

En el libro "Lehi en el Desierto" pagina 18, también se nos da cuenta de esto. Cito:
"Los primeros tres versículos de 1er. Nefi son totalmente diferentes del resto del texto; son un típico prefacio o introducción, una figura literaria que frecuentemente aparece en las composiciones egipcias. Un ejemplo de ello es el famoso papiro Bremen-Rhind, que inicia con un prefacio que contiene (1) la fecha, (2) el nombre de su autor, Nasim, (3) los nombres de sus padres y una descripción de sus virtudes, con un especial énfasis sobre el llamado profético de su padre, (4) una maldición lanzada en contra de todo aquel que pretenda “apropiarse del libro,” probablemente “debido al temor de que el libro pudiera llegar a caer en manos impuras.”44 Compárese lo anteriormente expuesto con el prefacio o prólogo escrito por Nefi: (1) su nombre, (2) los méritos de sus padres, llamando particularmente la atención del lector sobre las valiosas lecciones aprendidas de su padre, (3) una solemne declaración (equivalente a la maldición de Nasim) sobre la veracidad de la historia, así como la aseveración, “y se escribe por mi propia mano” (1 Ne. 1:3) - condición indispensable de cualquier introducción auténtica, ya que su propósito es establecer con claridad la identidad del primer redactor (no del último escribiente) del texto. Las obras literarias egipcias regularmente cierran con la fórmula iw-f-pw “por lo tanto así es” “y de manera que así es.”45. Nefi concluye las principales partes de su Libro con la frase, “Y así es, Amén” (1 Ne. 9:6; 14:30; 22:31)."

30 octubre 2011

El Quiasmo (5 de 5)



Traducido con el amable permiso de Jeff Lindsay http://www.jefflindsay.com/chiasmus.shtml#disco.
Traducción: Marco Royo

Significado del Quiasmo en el Libro de Mormón

John Welch ofrece el siguiente análisis en su artículo clásico de 1969 de BYU Studies (archivo PDF), p.75:
"No existe probabilidad alguna de que José Smith pudiera haber aprendido de este estilo [quiasmo] por los canales académicos. Nadie en América, concretamente en el oeste del estado de Nueva York, entendía completamente el quiasmo en 1829. José Smith murió diez años antes de que el libro de Forbes se publicara en Escocia. Aun hoy los eruditos prominentes saben poco sobre las formas quiásmicas más allá de su nombre y pocos pasajes donde se pueden encontrar. La posibilidad de que José Smith se diera cuenta de la forma es aun más remota, puesto que la mayor parte de los pasajes bíblicos que contenían el orden de las palabras invertidas, fueron rearregladas a un orden de las palabras normal en la traducción del rey Jacobo I. Y aunque conociera la forma, aun tendría la tarea abrumadora de la escritura original, las frases artísticas de los quiasmos. Trate de escribir un soneto o quiasmo de muchos términos usted mismo: la apreciación de esas formas le dará pánico. Si entonces en el Libro de Mormón se ha descubierto que contiene formas quiásmicas genuinas, ¿no se debiera afirmar sin más cualificación que el libro es producto de la antigua cultura de los hebreos?"
Perspectivas relacionadas provienen del artículo de John W. Welch Book of Mormon Authorship Revisited: The Evidence for Ancient Origins (ed. Noel B. Reynolds, Provo: Foundation for Ancient Research and Mormon Studies, 1997, pp. 218-219 - capítulo disponible online):
Un elemento adicional en este cálculo es el grado al que José Smith llegó de conocimiento del quiasmo de fuentes en el denominado ambiente de información en Palmyra, New York, o más precisamente, en la vecindad de Harmony, Pennsylvania, donde dictó la mayor parte del Libro de Mormón a su escriba Oliver Cowdery en la primavera de 1829. Puesto que no existía ninguna biblioteca en la región del Valle del Susquehanna, nadie puede asumir que José Smith hubiera podido acceder a cualquiera de los libros británicos que en la década de 1820 empezaban a comentar sobre las varias formas de paralelismo en la literatura bíblica. Ninguno de esos libros se publicaron en los Estados Unidos, y sólo es remotamente posible que uno o dos ejemplares pudieran introducirse en los Estados Unidos mientras vivía José Smith. No se ha encontrado ningún listado definitivo de los títulos de John Jebb o de Thomas Boys en ninguna biblioteca americana antes de 1829. Y aún si José Smith de alguna manera hubiera aprendido algo acerca del quiasmo, todavía se le presentaría la formidable tarea de escribir, o más bien de textos extensos a dictar en este estilo que antinatural a su cultura, mientras que al mismo tiempo otras numerosas corrientes, hilos y conceptos fluyen sin confusión en su dictado. La baja probabilidad de que José Smith fuera consciente del quiasmo en cualquier respecto tiende a realzar su valor aclaratorio como un valioso indicador de otros orígenes (presumiblemente israelitas) para este aspecto del estilo del libro.
Algunos eruditos no SUD se han sorprendido por la presencia del quiasmo en el Libro de Mormón. Véanse, por ejemplo: J. H. Charlesworth, en respuesta al artículo de John W. Welch "Chiasmus in Antiquity: Structures, Analyses, Exegesis," en Religious Studies Review 8/3 (July 1982): 278; Angelico Salvatore di Marco, en Revista Biblica 31 (1983): 377-81; David Noel Freedman, en el prefacio a Chiasmus in Antiquity, 7-8; y Stanislav Segert, en Catholic Biblical Quarterly 46 (1984): 336-38 (todos ellos citados por William J. Hamblin, Review of Books on the Book of Mormon, p.498).

Nótese que el quiasmo puede ocurrir por azar, y a menudo lo hace, puesto que cualquiera puede escoger unas pocas palabras en un pasaje que descubra un orden quiásmico no quiere decir que el autor utilizara conscientemente el quiasmo artístico. Existe una enorme diferencia entre el quiasmo compacto, extenso y significativo como Alma 36 y otro accidental que se encuentra en un texto al azar, como unas pocas pinceladas de pintura en el lienzo se encuentran en diferente categoría, por decir, la Mona Lisa. John Welch enfatiza este elemento en su artículo "Criteria for Identifying and Evaluating the Presence of Chiasmus," Journal of Book of Mormon Studies, Volume 4, Issue 2, 1995. Welch ha advertido que algunos Santos de los Últimos Días han llevado el tema del quiasmo demasiado lejos, encontrando quiasmo por todas partes cuando no puede haber verdaderamente quiasmo intencionado. Entendiminento detallado del elemento del quiasmo al azar contra el del quiasmo intencionado proviene del análisis estadístico de Boyd F. Edwards y de W. Farrell Edwards en una significativa obra erudita "Does Chiasmus Appear in the Book of Mormon by Chance?," BYU Studies, Vol. 43, no. 2, pp. 103-130 (2004). El artículo completo y muchos materiales suplementarios - incluyendo software para que cualquiera explore las estadísticas por si mismo, se encuentran también disponibles online en http://byustudies.byu.edu/chiasmus/.

El quiasmo en el Libro de Mormón es evidencia de un antiguo origen, no una prueba concluyente. Es sólo una de las varias formas complejas de paralelismo que son comunes a la literatura semítica antigua. Si estos ejemplos son reales e intencionados, entonces se convierte en enormemente probable que el Libro de Mormón no es un producto de la literatura del siglo XIX sino la traducción de un texto antiguo, que representa, al menos en parte, una tradición literaria sumamente desarrollada. El quiasmo es parte de la evidencia intelectual que acepta o cree en un origen antiguo para el texto. Para algunos críticos, es tan convincente que deben argüir que Satanás inspiró el quiasmo en el texto para engañar a la gente. Un ejemplo se encuentra en el libro de Loftes Tryk, The Best Kept Secrets in the Book of Mormon, Redondo Beach, CA: Jacob's Well Foundation, 1988. Tryk arguye que el Libro de Mormón se empaca con elegantes ejemplos de quiasmo y otras estructuras complejas. "Aun para un intelecto natural no podría acumular una selección como para un ordenador de imágenes que se habrían insertado en el relato con tanta precisión. Lo más cercano que examinamos es el carácter literario del Libro de Mormón, el mayor peso se coloca en la teoría de la creación sin ayuda. Existen demasiados usos complejos de simbolismo y de forma literaria refinada en él" (Tryk, p. 82). Observa que los quiasmos de Alma 42 son "una formidable muestra de escritura," acaso "sin igual en brillantez en la literatura" (p. 84). Tryk arguye que la única explicación razonable es el origen sobrenatural, pero atribuye ese origen sobrenatural a Satanás. ¡Que falsedad de argumento!, especialmente si analizamos que muchos ejemplos de quiasmo - como el Libro de Mormón mismo - se diseñan para enfocar nuestra atención en Cristo como el Redentor y el Salvador. Fíjense en Alma 36, por ejemplo. ¿Qué cristiano honesto puede sino regocijarse a ver el poder del perdón de Jesucristo tan bellamente enseñado y tan majestuosamente realizado en poesía? El Libro de Mormón es un libro centrado en Cristo, que nos enseña cómo venir a Cristo - el Cristo de quien leemos en la Biblia, no otro Cristo como los críticos a menudo tratan de argüir - para salvación, para gracia, para perdón, para ser bautizados en su nombre y seguirle hasta el fin... No creo que nadie honradamente pueda leer el Libro de Mormón sin darse cuenta que confirma la Biblia y enseña de Cristo.

El Libro de Mormón tiene origen antiguo y divino, habiendo sido preparado por profetas del Señor Jesucristo en América Central que sabían de nuestros días y escribieron su contenido para que fuera de valor en nuestros días. El quiasmo nos ayuda a entender su mensaje, un mensaje centrado en Cristo.

25 octubre 2011

Cuevas en Jerusalén: ¿Cómo sabían en América de estos escondites situados en Jersusalén hace cien años?

¿Cuevas en Jerusalén? ¿Un invento del Libro de Mormón o una realidad comprobada por la ciencia?

Es impresionante la cantidad de evidencias acumulativas solo considerando las 40 primeras páginas del Libro de Mormón. El estudioso Hugh Nibley plantea lo siguiente. Cito:
"Verdaderamente típico también es que Nefi y sus hermanos se escondieran en las cuevas cercanas a la ciudad mientras esperaban a que se calmara la agitación provocada por la guardia de Labán y discutían con ardor y pasión oriental su siguiente movimiento (1 Ne. 3:27-28).

Desde que la revista de la Fundación para la Exploración de Palestina apareciera hace algunos años, sus lectores han recibido un constante flujo de reportes oficiales sobre cuevas redescubiertas en y cerca de Jerusalén.
La región se encuentra salpicada de ellas; ya que en el área sur de la ciudad, “es difícil ofrecer un recuento de las principales excavaciones en ellas (cuevas) sin que ello deje de parecer una exageración … Intentar levantar un inventario de estas cuevas también sería fútil. La simple tarea de explorar en las colinas, por ejemplo…sería casi interminable” (1).
Es más, el área de Beit jibrin “contiene una cantidad innumerable de cavernas creadas artificialmente” 31 y los desiertos de Tih y Moab están plagadas de ellas (2). Muchas de estas cavernas, siendo de origen artificial, son posteriores a la época de Lehi, pero muchas otras son más antiguas y han sido usadas como escondites" (3).
Pero, ¿quién en América sabía de estos escondites de hace cien años?

"Lehi en el Desierto" pág 66.

Fuentes
  1. Frederick J. Bliss & R. A. Stewart Macalister, Excavations in Palestine (London: Palestine Exploration Fund, 1902), 204.
  2. Edward H. Palmer, "The Desert of the Tíh and the Country of Moab," in Survey of Western Palestine, Special Papers (London: Palestine Exploration Fund, 1881), 4:19-21.
  3. Bliss & Macalister, Excavations in Palestine, 266-67; W. F. Birch, "Hiding-Places in Canaan," PEFQ (1884), 61-70, also (1880), 235, and (1881), 323-24.

24 octubre 2011

El Quiasmo (4 de 5)


Traducido con el amable permiso de Jeff Lindsay http://www.jefflindsay.com/chiasmus.shtml#disco.
Traducción: Marco Royo

Otros ejemplos en el Libro de Mormón 

Otro ejemplo cercano se encuentra en Alma 34:9:

A. Porque es necesario que se realice una expiación;

B. pues según el gran plan del Dios Eterno, debe efectuarse una expiación,

C. o de lo contrario, todo el género humano inevitablemente debe perecer;

D. sí, todos se han endurecido;

D. sí, todos han caído y están perdidos,

C. deben perecer

B. de no ser por la expiación

A. que es necesario que se haga.

Alma 13:2-9 es otra joya de los escritos de Alma. Como James Duke observó recientemente("The Literary Structure and Doctrinal Significance of Alma 13:1-9" (también en archivo PDF disponible en HTML), Journal of Book of Mormon Studies, Vol. 5, No. 1, Spring 1996, pp. 103-118), este pasaje contiene un quiasmo principal con quiasmos menores y cuatro alternantes, junto con otras formas poéticas. El pasaje completo es como sigue:

1 Y además, hermanos míos, quisiera dirigir vuestros pensamientos hacia la época en que el Señor Dios dio estos mandamientos a sus hijos; y quisiera que os acordaseis de que el Señor Dios ordenó sacerdotes, según su santo orden, que era según el orden de su Hijo, para enseñar estas cosas al pueblo.

2 Y esos sacerdotes fueron ordenados según el orden de su Hijo, de una manera que haría saber al pueblo el modo de esperar anhelosamente a su Hijo para recibir la redención.

3 Y ésta es la manera conforme a la cual fueron ordenados, habiendo sido llamados y preparados desde la fundación del mundo de acuerdo con la presciencia de Dios, por causa de su fe excepcional y buenas obras, habiéndoseles concedido primeramente escoger el bien o el mal; por lo que, habiendo escogido el bien y ejercido una fe sumamente grande, son llamados con un santo llamamiento, sí, con ese santo llamamiento que, con una redención preparatoria y de conformidad con ella, se dispuso para tales seres.

4 Y así, por motivo de su fe, han sido llamados a este santo llamamiento, mientras que otros rechazaban el Espíritu de Dios a causa de la dureza de sus corazones y la ceguedad de su mente, cuando de no haber sido por esto, hubieran podido tener tan grande privilegio como sus hermanos.

5 O en una palabra, al principio se hallaban en la misma posición que sus hermanos; así se preparó este santo llamamiento desde la fundación del mundo para aquellos que no endurecieran sus corazones, haciéndose en la expiación y por medio de la expiación del Hijo Unigénito, que fue preparado;

6 y así son llamados mediante este santo llamamiento y ordenados al sumo sacerdocio del santo orden de Dios, para enseñar sus mandamientos a los hijos de los hombres, para que también entren en su reposo;

7 este sumo sacerdocio era según el orden de su Hijo, el cual orden existía desde la fundación del mundo, o en otras palabras, es sin principio de días ni fin de años, preparado de eternidad en eternidad, según su presciencia de todas las cosas;

8 ahora bien, de esta manera los ordenaban: Eran llamados con un santo llamamiento, y ordenados con una santa ordenanza, y tomaban sobre sí el sumo sacerdocio del santo orden; y este llamamiento, ordenanza y sumo sacerdocio no tienen principio ni fin;

9 por tanto, llegan a ser sumos sacerdotes para siempre, según el orden del Hijo, el Unigénito del Padre, el cual no tiene principio de días ni fin de años, y es lleno de gracia, equidad y verdad. Y así es. Amén.

La estructura del quiasmo principal es:

A. orden de su Hijo (v. 2)

B. ordenados (v. 3)

C. llamados (v. 3)

D. presciencia de Dios (v. 3)

E. preparados (v. 3)

F. fundación del mundo (v. 5)

G. Hijo Unigénito (v. 5)

H. sumo sacerdocio (v. 6)

I. su reposo (v. 6)

H'. sumo sacerdocio (v. 7)

G'. su Hijo (v. 7)

F'. fundación del mundo (v. 7)

E'. preparado (v. 7)

D'. presciencia de todas las cosas (v. 7)

C'. llamados (v. 8)

B'. ordenados (v. 8)

A'. orden del Hijo (v. 9)

La razón por la que este quiasmo es difícil de detectar es que muchas de las palabras clave se encuentran en varios sitios del pasaje. Las múltiples ocurrencias son al menos parcialmente debidas a otros quiasmos secundarios u otras formas literarias entrecruzadas en el quiasmo principal. Por ejemplo, los versículos 2 y 3 contienen un pequeño quiasmo:

a. Y esos sacerdotes fueron ordenados

b. según el orden de su Hijo

c. de una manera

d. que haría saber al pueblo

c'. el modo

b'. de esperar anhelosamente a su Hijo para recibir la redención.

a'. Y ésta es la manera conforme a la cual fueron ordenados

Duke también habla del especial significado de la palabra "reposo" o su sinónimo "descanso" como el punto clave del quiasmo, que se encuentra en armonía con otras escrituras acerca del sacerdocio y el "descanso" de Dios (especialmente Doctrina y Covenios 84:19-24), que se refiere a la vida eterna. Alma usó la palabra "descanso" cuatro veces antes de comenzar Alma 13 (véase Alma 12:34-37) y cuatro veces al final de su discurso (Alma 13:12,13,16, y 29). El "descanso" de Dios es sólo posible mediante la expiación de Cristo por la fe y el arrepentimiento (Alma 12:37; véase también Alma 40:11-12; 3 Nefi 27:19; Enos 1:27). La estructura quiásmica de la palabra "reposo" o "descanso" antes y después de este pasaje acumula poder y signicado al texto de una manera que sólo se puede describir como poesía. Esto es lo que es exactamente el quiasmo: una antigua forma de poesía.

Recientemente se encontró un quiasmo en Helaman 6:7-13, que ocurre en el año sesenta y cuatro del gobierno de los jueces. Según el capítulo 66 de Reexploring the Book of Mormon (John Welch, ed., Deseret Book, SLC, UT, 1992, p.230), los principales elementos de este quiasmo se pueden enumerar como sigue:

A. "Y he aquí, hubo paz en toda la tierra;"(6:7).

B. [Se habla de libertad de viajar y de comercio en ambas tierras (6:7-8).]

C. "Y sucedió que tanto los lamanitas como los nefitas se hicieron sumamente ricos;

D. y tenían gran abundancia de oro, y de plata, y de toda clase de metales preciosos, tanto en la tierra del sur como en la tierra del norte." (6:9).

E. "Ahora bien, la tierra del sur

se llamaba Lehi, and

y la del norte

se llamaba Mulek,

por el hijo de Sedequias;

porque el Señor

condujo a Mulek

a la tierra del norte,

<>y a Lehi

a la tierra del sur (6:10).

D'. "Y he aquí, había en ambas tierras toda clase de oro, y de plata, y de minerales preciosos de todo género;

C'. y había también ingeniosos artífices que trabajaban y refinaban toda especie de minerales; y de este modo se hicieron ricos.

B'. [Se habla de prosperidad económica en ambas tierras (6:12-13).]

A'. "Y así pasó en paz el año sesenta y cuatro." (6:13).

Se dan comentarios sobre este pasaje en Reexploring the Book of Mormon,p. 231:


"Esta composición es notable en muchos sentidos:

Primero, se ha ejecutado el texto en sí muy bellamente. Palabras, frases, e ideas que aparecen en la primera sección, se repiten con precisión y equilibrio en la segunda parte. Exhibe tanta calidad como admirable medida.

Segundo, puesto que el quiasmo incluye toda la historia del año, esta estructura unificadora sugiere poderosamente que el relato se escribió com una unidad literaria única que Mormón copió literalmente de las Planchas Mayores de Nefi a su compilación. Aparentemente el historiador coetáneo de los hechos utilizó el quiasmo para registrar un año extraordinario en los anales de su pueblo. La historia documenta un gran cambio que sucedió durante el año sesenta y cuatro que incluía prosperidad, circulación libre de personas y paz entre los nefitas y los lamanitas. El comercio importante y los tratados de paz debían haber entrado en vigor para que esta clase de paz y prosperidad ocurrieran, porque antes de este tiempo, las restricciones de circulación de personas era la norma en la sociedad nefita, como se narra en Mosiah 7:1; 8:7; 28:1; Alma 23:2; 50:25; y Helaman 4:12. Los decretos oficiales de este tipo se pueden relacionar con los misharum o edictos del Próximo Oriente que típicamente proclamaban la libertad para los esclavos y aseguraba la "igualdad" en la tierra. Con el objeto de marcar una inflexión sin precedentes en la historia nefita, el uso del quiasmo garantizaría evitar los añadidos o las omisiones del texto, puesto que cualquier alteración sería notablemente aparente.

Tercero, y lo más sobresaliente, el centro de este quiasmo involucra a dos palabras individuales. En el centro, las palabras "Sedequías" y "Señor" son mutuamente paralelos, lo cual es intrigante pues la palabra hebrea para "Señor" constituye el sufijo teofórico -yah (ías en español) al final del nombre "Sedequías" [El nombre hebreo Sedequías puede significar "El Señor es rectitud"]".


Se entiende mejor el quiasmo en Helaman 6:7-13 al considerar el significado hebreo de Sedequías, evidencia de que el quiasmo originalmente se construyó en un idioma con orígenes o elementos hebreos. Aparentemente la estructura poética se ha preservado bien en la traducción inglesa. Se puede preguntar cuántos quiasmos originales en el Libro de Mormón se han ocultado al traducirlos al inglés. Algunos elementos quiásmicos pueden haber sido juegos de palabras hebreas o relaciones entre pares de palabras o sonidos con raíces comunes. Tales quiasmos no se pueden traducir al inglés.

19 octubre 2011

Agradecimientos por charla "Mesoamérica y el Libro de Mormón"


Gracias a Daniel Jonhson por la excelente charla titulada " Mesoamérica y el Libro de Mormón" en la que tuve el privilegio de participar vía online desde EE.UU.  Daniel fue elegido el año pasado como expositor en la charla anual del "Book of Mormon Archaeological Forum's conference" y es el autor principal del libro  "An LDS Guide to Mesoamerica", ya me dio la autorización para subir al   sitio el Power Point, desde el cual expuso, así que en unos días mas lo subiré.

16 octubre 2011

Quiasmos ( 3 de 5)


Traducido con el amable permiso de Jeff Lindsay de su página personal

Traduccion: Marco Royo.

El ejemplo más bello y poderosso de quiasmo en el Libro de Mormón es Alma 36. (Véase el texto completo de Alma 36 - pero sin delineación de la estructura.) La estructura es obviamente quiasmica, pero existen algunas perturbaciones muy elegantes y refinadas que han sido objeto de minuciosos y extensos análisis (3)Welch, 1991; (5)Welch, 1989; y (6)Brown, 1988. Welch (1989, 1991) presenta varios niveles de estructura quiásmica. Aquí reproduzco la estructura global, que es el nivel 1 en (3). En resumen, analiza el texto completo para mostrar el detalle quiásmico en toda su extensión, incluyendo las fascinantes relaciones entre secciones mayormente emparejadas y el uso sutil de factores entretejidos (transiciones) que proveen notable unidad y flujo fácil de pensamientos por todo el capítulo. Welch también evalúa el grado de quiasmicidad, mostrando que no es un ejemplo artificioso o de casualidad, sino que asienta criterios objetivos para estructuras quiásmicas deliberadamente artísticas. Finalmente, la comparación de otros relatos de la conversión de Alma en el Libro de Mormón muestran que sólo ésta se presenta en forma quiásmica, indicando que este pasaje, creado unos 20 años después de la experiencia inicial que describe, ha sido cuidadosamente reorganizado para producir un poderoso y poético testimonio de su conversión

He aquí el esquema de la estructura global según John Welch. (Ésto sólo es el esbozo la rica estructura de este capítulo, pero ¡vaya esbozo!) Sólo las frases y conceptos clave (a menudo parafraseados) se muestran con el número del versículo. El texto completo de Alma 36 también se encuentra disponible.

(a) Hijo mío, da oido a mis PALABRAS(1)

(b) porque te juro que al grado que GUARDES LOS MANDAMIENTOS de Dios, PROSPERARÁS EN LA TIERRA(2)

(c) Quisiera que HICIESES COMO YO HE HECHO(2)

(d) RECORDANDO EL CAUTIVERIO de nuestros padres(2)

(e) porque estaban en el CAUTIVERIO(2)

(f) y nadie podía RESCATARLOS salvo que fuese el Dios de Abraham, y el Dios de Isaac, y el Dios de Jacob;(...) y (2)

(g) (...) porque sé que quienes pongan su CONFIANZA en Dios(3)

(h) serán sostenidos en sus TRIBULACIONES, y DIFICULTADES, y AFLICCIONES(3)

(i) y serán enaltecidos en el POSTRER DÍA(3)

(j) Y no quisiera que pensaras que YO SÉ de mi mismo (...) sino de DIOS(4)

(k) (...) si no hubiese NACIDO DE DIOS(5)<

(l) (...) Porque yo andaba con los hijos de Mosíah, tratando de destruir la iglesia de Dios(6-9)

(m) (..) y por el espacio de tres días y tres noches no pude abrir mi boca, ni hacer uso de MIS MIEMBROS.(...) (10)

(n) (...) que el sólo pensar en volver a la PRESENCIA DE MI DIOS(14-15)

(o) (...) con las PENAS de un alma acondenada (16)

(p) (..) mientras me ATRIBULABA EL RECUERDO DE mis muchos PECADOS(17)

(q) he aquí, también me acordé de haber oído a mi padre profetizar al pueblo concerniente a la venida de un JESUCRISTO, un HIJO DE DIOS (...) (17)

(q') clamé dentro de mi corazón: ¡Oh JESÚS, HIJO DE DIOS (...)! (18)

(p') (...)dejó de ATORMENTARME EL RECUERDO DE MIS PECADOS(19)

(o') (...)mi alma se llenó de un gozo tan profundo como lo había sido mi DOLOR (20)

(n') (...)me pareció ver (...) a DIOS SENTADO EN SU TRONO (22)

(m') (...)Mas he aquí, mis MIEMBROS recobraron su fuerza (23)

(l') (...) he trabajado sin cesar para traer almas al arrepentimiento (24)

(k') (...) muchos han NACIDO DE DIOS (26)

(j') (...) y el CONOCIMIENTO que tengo VIENE DE DIOS (26)

(h') Y he sido sostenido en TRIBULACIONES y DIFICULTADES de todas clases, sí, y en todo género de AFLICCIONES (27)

(g') (...) y pongo mi CONFIANZA en él (27)

(f') y todavía me librará. (27)

(i') Y sé que me LEVANTARÁ EN EL POSTRER DÍA (28)

(e') (...) y los ha librado de la SERVIDUMBRE y del cautiverio (28-29)

(d') (...) Y yo siempre he retenido el RECUERDO de SU CAUTIVERIO (28-29)

(c') (...) porque tú debes SABER COMO YO SÉ (30)

(b') que al grado que GUARDES LOS MANDAMIENTOS de Dios, PROSPERARÁS EN LA TIERRA (30)

(a') (...) Y esto es según su PALABRA (30).

Obsérvese el elemento central del relato, el elemento clave en el relato de su conversión: Jesucristo, el Hijo de Dios. Como Welch observa, Alma muestra que no fue el ángel o su sufrimiento o las oraciones de otros que causaron su conversión. No fue hasta que recordó que su padre le había enseñado acerca de la expiación de Cristo y que luego ejerció la fe de invocarlo para que sucediera su conversión, brindándole un rápido cambio en el que se reemplazaron la culpa y las penas del infierno por el gozo y el ansia del cielo. Encuentro que este relato es poderoso y conmovedor, y conociendo la estructura quiásmica subyacente, aumenta mi amor por este texto maravilloso.

Los críticos, por supuesto, se quejarán de que (i') está fuera de lugar. En verdad, la estructura que Alma usa es de algún modo más compleja y elegante de lo que se puede presentar con la sencilla sinopsis presentada arriba. La estructura completa sólo se puede presentar tratando el texto completo. (V.g., existen pequeñas estructuras quiásmicas y otras formas de paralelismos dentro de la estructura global.) Esto resulta en el nivel 2 que Welch explora en "Rediscovering the Book of Mormon". En el análisis expandido los componentes (i) y (i') arriba mencionados se convierten en parte de un agrupamiento mayor de texto etiquetado como (E) y (E'), que muestro más abajo.
(Véase John W. Welch, "A Masterpiece: Alma 36," in Rediscovering the Book of Mormon, ed. J.L. Sorenson and M.J. Thorne, Deseret Book Comp., Salt Lake City, Utah, 1991; y
J. Welch, "Chiasmus in Alma 36," FARMS Working Paper WEL-89a, Foundations for Ancient Research and Mormon Studies, Provo, Utah, 1989.

E (fin del versículo 3):

porque sé que quienes pongan su CONFIANZA EN DIOS serán SOSTENIDOS en sus TRIBULACIONES, y sus DIFICULTADES y AFLICCIONES, y SERÁN ENALTECIDOS EN EL POSTRER DÍA

E' (versículos 27 Y 28

Y he sido SOSTENIDO en TRIBULACIONES y DIFICULTADES de todas clases, sí, y en todo género de AFLICCIONES;
sí, Dios me ha LIBRADO,
de la cárcel,
y de ligaduras,
y de la muerte;
sí, y pongo mi CONFIANZA EN ÉL,
y todavía me LIBRARÁ
Y sé que me LEVANTARÁ EN EL POSTRER DÍA para morar con él en gloria;

Welch observa que E y E' contienen tríadas como "SOSTENIDOS en sus TRIBULACIONES, y sus DIFICULTADES y AFLICCIONES"; también "cárcel, ligaduras, y muerte". La tríada anterior aparece en el centro de E (y se repite en E'), mientras que la última tríada permanece en el centro de E'. Ambas secciones también hablan de la confianza en Dios y de ser levantados en el postrer día.

Creo que Alma 36 es impresionante. La belleza y el poder de los escritos de Alma hacen que este capítulo sea una de las mejores obras de la literatura antigua y contribuye a mi valoración del Libro de Mormón como una de las grandes obras de la literatura. La existencia indiscutible del quiasmo en el Libro de Mormón origina una gran pregunta sobre su origen: ¿cómo podría ser posible que sea el producto de un escritor de principios del siglo XIX? Sin duda esta evidencia demanda que tomemos este libro seriamente como un documento auténtico de la antigüedad.

14 octubre 2011

El Quiasmo (2 de 5)


Traducido con el amable permiso de Jeff Lindsay de su página personal www.jefflindsay.com.

Este artículo ha sido traducido de http://www.jefflindsay.com/chiasmus.shtml#bom.
Traducción : Marco Royo.

De un modo interesante, El Libro de Mormón reclama tener sus raíces literarias en el antiguo Oriente Medio, y muestra muchos ejemplos excelentes de que parece ser deliberado el quiasmo; muy bien tramado. Los ejemplos son los suficientemente robustos y difíciles de explicar, si se asume que José Smith (u otra persona de la década de 1820) escribiera el libro. En mi opinión no hay modo de que un joven granjero con muy poca instrucción en ese tiempo pudiera haber trazado ejemplos refinados y bien tramados de una antigua forma literaria que era completamente desconocida para él. E incluso si entonces se hubiera comprendido el quiasmo, e incluso si José Smith pudo ser capaz de armar ejemplos propios en su texto, a él y a sus seguidores se les habría señalado su existencia como evidencia de autenticidad. De hecho, no se investigó ni descubrió el quiasmo en el Libro de Mormón hasta fines de los 60 del siglo pasado, cuando un erudito SUD John Welch asimiló de la obra de erudición del quiasmo en la antigüedad y lanzó la hipótesis de que en el Libro de Mormón podría también contener ejemplos de quiasmo [4]. Sus hallazgos fueron ciertamente sorprendentes, revelando que existen en el Libro de Mormón pasajes de quiasmo claros, diferenciados y elegantes. Desde entonces se han encontrado muchas estructuras quiásmicas. Véase, por ejemplo, Donald W. Parry's The Book of Mormon Text Reformatted According to Parallelistic Patterns, FARMS, Provo, Utah, 1992 (pedir como PAR-92 por $18.50 de FARMS, que también incluye un excelente ensayo sobre poesía semítica y el papel del quiasmo. 

Varios breves ejemplos de quiasmo en el Libro de Mormón incluyen:

Mosiah 3:18,19:
(mas los hombres beben condenación para sus propias almas a menos que...)

(a) se HUMILLEN

(b) y se vuelvan como NIÑOS pequeños

(c) y crean que la salvación fue, y es, y ha de venir en la SANGRE EXPIATORIA DE CRISTO

(d) Porque el HOMBRE NATURAL

(e) es enemigo de DIOS

(f) y lo HA SIDO desde la caída de Adán

(f') y lo SERÁ para siempre jamás

(e') a menos que se someta al influjo del SANTO ESPÍRITU

(d') y se despoje del HOMBRE NATURAL

(c') y se haga santo por la EXPIACIÓN DE CRISTO

(b') y se vuelva como un NIÑO

( a') sumiso, manso y HUMILDE.

Mosiah 5:10-12:

(a) Y acontecerá que quien no tome sobre sí el NOMBRE de Cristo

(b) tendrá que ser LLAMADO por algún otro nombre

(c) por tanto, se hallará a la IZQUIERDA de Dios.

(d) Y quisiera que también RECORDASÉIS que éste es el NOMBRE

(e) que dije que os daría, el cual nunca sería BORRADO,

(f) sino por TRANSGRESIÓN;

(f') por tanto, tened cuidado de no TRANSGREDIR,

(e') para que el nombre no se BORRADO de vuestros corazones.

(d') Yo os digo, quisiera que os ACORDASÉIS de conservar este NOMBRE

(c') escrito en vuestros corazones, para que no os halléis a la IZQUIERDA de Dios,

(b') sino que oigáis y conozcáis la voz por la cual seréis LLAMADOS,

(a') y también el NOMBRE por el cual él os llamará.

El uso del paralelismo en este pasaje resalta el peligro de la transgresión (pecado) y la importancia de recordar el Nombre que hemos tomado sobre nosotros, el de Cristo. 

Consideren también un ejemplo interesante en Alma 41: 13-14

Oh, hijo mío, tal no es el caso; sino que el significado de la palabra restauración es volver de nuevo mal por mal, o carnal por carnal, o diabólico por diabólico;

(a,a) BUENO por lo que es BUENO,

(b,b) RECTO por lo que es RECTO,

(c,c) JUSTO por lo que es JUSTO,

(d,d) MISERICORDIOSO por lo que es MISERICORDIOSO.

(d')Por tanto, hijo mío, procura ser MISERICORDIOSO con tus hermanos;

(c') trata con JUSTICIA,

(b') juzga con RECTITUD,

(a') y haz lo BUENO sin cesar; y si haces todas estas cosas, entonces recibirás tu galardón;

(d'') sí, la MISERICORDIA te será restablecida de nuevo;

(c'') la JUSTICIA te será restaurada otra vez;

(b'') se te restituirá un JUSTO juicio nuevamente;

(a'') y se te recompensará de nuevo con lo BUENO.

Este pasaje empieza con elementos dobles en la primera mitad (bueno,bueno; recto, recto; etc.). Los elementos dobles también se suceden en la segunda parte, pero se expanden en dos series de elementos simples (d',c',b',a') y (d'',c'',b'',a''). Esto demuestra el uso talentoso del paralelismo. Se destaca el atributo de la misericordia en este pasaje.

Los primeros escritos de Nefi contienen múltiples ejemplos de quiasmo; de hecho, los dos primeros libros de Nefi completos parecen haberse organizado en un quiasmo total. Acaso aun más interesante es la estructura del libro de Mosiah, que se organiza en un quiasmo complejo que tiene por punto central las enseñanzas mesiánicas de Abinadí. y también pone énfasis en las poderosas enseñanzas de Benjamin y Mosiah (Véase Welch, BYU Studies, Vol. 10, No. 1, 1969, p.82,

A El rey Benjamin exhorta a sus hijos(1:1-8)
B Mosiah elegido para suceder a su padre (1:10)
C Mosiah recibe los registros (1:16)
D El discurso de Benjamin y las palabras del ángel(2:9-5:15 )
E El pueblo hace un convenio (6:1 )
F Se consagran sacerdotes(6:13)
G Ammon deja Zarahemla por l tierra de Lehi-Nephi (7:1-6)
H El pueblo en cautiverio, Ammon arrojado a la prisión(7:15)
I Las 24 planchas de oro(8:9)
J The record of Zeniff begins as he leaves Zarahemla (9:1)
K Defensa contra los lamanitas (9:14-10:20)
L Noé y sus sacerdotes (11:1-15)
M Abinadi perseguido y arrojado a la prisión (11-12)
N Abinadi lee la ley antigua y las antiguas profecías mesiánicas a los sacerdotes (13-14)
N' Abinadi hace nuevas profecías respecto de Jesucristo (15-16)
M' Abinadi perseguido y asesinado (17:5-20)
L' Noé y sus sacerdotes (18:32-20:5)
K' Los lamanitas amenazan al pueblo Limhi (20:6-6-26)
J' Concluye el registro de Zeniff cuando abandona la tierra de Lehi-Nephi
I' Las 24 planchas de oro (21:27, 22:14)
H' El pueblo de Alma bajo esclavitud (23)
G' Alma deja la tierra de Lehi-Nephi por Zarahemla (24)
F' Alma organiza a la Iglesia (25:14-24)
E' Los incrédulos rechazan entrar en el convenio(26: 1-4)
D' Las palabras de Alma y las palabras del ángel del Señor (26-27)
C' Alma el Joven recibe los registros (28:20)
B' Se eligen a juecen en lugar de un rey (29:5-32)
A' Mosiah exhorta a su pueblo (29:5-32)

He observado que existen otros elementos que se podrían incluir con algunos de los agrupamientos arriba expresados. Por ejemplo, para A y A', podríamos también notar que Mosiah 1:1 habla de "paz continua" en la tierra, atribuible a los esfuerzos del rey Benjamín, mientras que al final del libro habla de "paz continua en la tierra" (Mosiah 29:40) como resultado del sistema establecido por Mosiah II y la obra del juez Alma. El capítulo 1 también empieza con Benjamín anciano y enfrentándose a la muerte (1:9), la cual motiva su discurso de despedida, mientras que Mosiah acaba con las muertes de Alma padre a la edad de 82 años y de Mosiah II a la edad de 63 (29:45,46), después del relato de su discurso más importante en el capítulo 29.

Para muchos ejemplos adicionales de quiasmo de los escritos de Nefi, véase el artículo, "Nephi's Convincing of Christ through Chiasmus: Plain and Precious Persuading from a Prophet of God" de David E. Sloan, Journal of Book of Mormon Studies, Volumen 6, Fascículo 2, 1997. (El enlace es para un archivo PDF. El artículo también está disponible en formato HTML .) También véase Página del Quiasmo de Russell Anderson y Quiasmo en el Libro de Mormón: Notable arte literario) Chiasmus in the Book of Mormon: A Remarkable Literary Art en ComeToZarahemla.org, donde se habla de la estructura quiásmica de 1 Nefi. 

Sólo aprendí recientemente que todo el Libro de Mosiah posee una estructura de quiasmo bien definida que coloca a las enseñanzas mesiánicas de Abinadí en el punto central, con énfasis secundario en las enseñanzas del rey Benjamín y del rey Mosiah al principio y al final del libro. Muy improbablemente el modelo parece haber sido accidental o fingido, pero es lógico, enriquece el significado del texto, y es consistente en muchos niveles paralelos.

09 octubre 2011

El Quiasmo ( 1 de 5 )


Traducido con el amable permiso de Jeff Lindsay de su página personal www.jefflindsay.com.
Este artículo ha sido traducido de http://www.jefflindsay.com/chiasmus.shtml#intro.
Traducción: Marco Royo.

Un descubrimiento reciente es que la poesía del antiguo Oriente Medio, incluida la Biblia, utilizaba a menudo una forma poética llamada quiasmo, forma de paralelismo en el que se estructuraban las ideas clave en una forma espejo o imagen reflectante como A,B,C,C',B',A'. Algunos ejemplos más bellos y poderosos de esta antigua forma se encuentran en el Libro de Mormón (descubierto por primera vez en 1967 por John Welch). La importancia del quiasmo en los escritos semíticos antiguos sólo se ha reconocido en este siglo, y aún hoy muy pocas personas instruidas lo han oído alguna vez. Su poderosa presencia en el Libro de Mormón es evidencia de que sus escritores poseyeron una antigua tradición literaria semítica, como afirma el Libro de Mormón, y (en mi opinion) refuta de primera mano la afirmación de que el Libro de Mormón es el producto de un escritor del siglo XIX (aunque hay otros factores que refutan dicha afirmación). Alma 36 es un ejemplo sorprendente de quiasmo.

Introducción al quiasmo
El quiasmo es una forma de paralelismo utilizado como estructura poética en algunos escritos antiguos de Oriente Medio. (1) La palabra quiasmo deriva de la letra griega chi (X) que simboliza el reflejo de la imagen en un espejo de arriba abajo conseguidos por elementos del texto. Un ejemplo de un quiasmo muy simple se encuentra en Salmos 124:7:

Nuestra alma escapó cual ave

del lazo de los cazadores;

Se rompió el lazo

y escapamos nosotros

Aquí hay dos ejemplos de Isaías, como lo presentó Victor L. Ludlow en Isaiah: Prophet, Seer, and Poet (2) (uno de mis libros preferidos),

(a) Engruesa el corazón de este pueblo,

(b) agrava sus oídos,

(c) ciega sus ojos,

(c') para que no vea con sus ojos,

(b') ni oiga con sus oídos,

(a') ni su corazón entienda,
ni se convierta, y haya para él sanidad. (Is. 6:10)

(abc) Venid ... a la casa del Dios de Jacob; y ... y nos enseñará sus caminos...

(d) Y juzgará entre las naciones

(e) volverán sus espaladas en rejas de arado

(e') y sus lanzas en hoces

(d') no lanzará espada nación contra nación

(a'b'c') Venid, oh, casa de Jacob, y caminaremos a la luz de Jehová. (Isaias 2:3-5)

El ejemplo de Isaías 2 muestra que el modelo se puede complicar con grupos de elementos paralelos (abc) tratados como un único elemento. Los elementos conjugados en el quiasmo (v.g. b y b') se pueden relacionar de múltiples maneras: repetición directa (paralelismo de sinónimo), ideas contrastantes (paralelismo antitético), conceptos complementarios (paralelismo sintético) en el que los elementos se completan o complementan entre sí, etc. Por medio de tales técnicas se pueden crear estructuras muy literarias (véase Ludlow(2), op. cit., pp. 31-39). En la mayor parte de los pasajes del quiasmo, las partes más importantes tienden a ser el punto central o pivotal (el punto focal) en el medio del quiasmo, y en segundo lugar los extremos (partes superior e inferior).

Ejemplo bíblico aún mayor y muy elegante de quiasmo es Levitico 24:13-23 (detalles presentados en (3)Welch, 1991, pp. 115,116).

El quiasmo era una forma común de presentar ideas entre los que tenían talentos literarios en el mundo antiguo y se utilizaban para crear poesía poderosa. Esta forma, sin embargo, no se apreció generalizadamente como clave de la escritura antigua en Oriente Medio hasta el siglo XX. John Welch provee antecedentes históricos en su clásico e innovador artículo"Chiasmus in the Book
of Mormon" BYU Studies, Vol. 10, No. 1, 1969 (el enlace en un archivo PDF:

"El quiasmo parece haber empezado como forma estructural que posteriormente se desarrollaría en un intrigante dispositivo retórico que muchos autores han usado esporádicamente en prosa y poesía por unos tres mil años. No obstante, el conocimiento de tal forma, excepto en casos aislados, quedó en una parte de la subconsciencia intelectual de la Europa Occidental moderna hasta que se descubrieron en la Biblia pasajes frecuentes, puesto que en siglo XIX hubieron varios eruditos reputados, en su mayor parte teólogos, que publicaron sobre el tema. Sus obras indican que, aunque algunos quiasmos aparecieran en griego, latín e inglés, la forma era originariamente hebrea y se remonta al menos entre los siglos X y VIII antes de Cristo en Isaias y los Salmos.


El redescubrimiento del quiasmo en la Biblia se puede acreditar a tres teólogos del siglo XIX: Robert Lowth, John Jebb y John Forbes. Lowth (Robert Lowth, De Sacra Poesi Hebraeorum Praelectiones Academicae, traducido por G. Gregory, Andover, Mass., 1829 [disponible online via Google Books]), Obispo de Londres, y Jebb (John Jebb, Sacred Literature, 1820 [disponible online en Google Books]), Obispo de Limerick, escribieron volúmenes de 300 páginas, describiendo hebraismos en las Santas Escrituras. Pero coloca su énfasis casi totalmente en las imágenes poéticas y en los paralelismos directos, y sólo Jebb pone mucha atención a los epanodos (nombre que usa para el quiasmo). En 1854, sin embargo, John Forbes (John Forbes, The Symmetrical Structure of Scripture, T. Clark, Edinburgh, 1854) completó un estudio mucho más exhaustivo.... Con la publicación de este libro, es posible empezar a hablar de comprensión relativamente generalizada de las formas del quiasmo en la Biblia. Una serie de escritores siguieron a Forbes, y en 1860 una sección sobre el quiasmo se añadió a la famosa enciclopedia de T. H. Horne Introduction to the Critical Study and Knowledge of the Holy Scriptures 

(T. H. Horne, 3 Vols., 11th Edition: London, 1860). Esto señala el reconocimiento de la forma como genuina y significativa."


John Welch ha revisado someramente algunas primeras conclusiones sobre la posibilidad de que José pudiera haber conocido algo acerca del quiasmo. Lo virtualmente imposible no es sumamente improbable. Su artículo"How Much Was Known about Chiasmus in 1829 When the Book of Mormon Was Translated?" aparece en FARMS Review of Books, Vol. 15, No. 1, 2003, y disponible online en PDF o en HTML. Welch observa que era teóricamente posible pero altamente improbable que José pudiera haber conocido algo sobre el quiasmo. Considera muchos detalles históricos referente a la información acerca del quiasmo en el tiempo de José Smith.

Concerniente a Lowth, un estudiante del quiasmo me envió el siguiente e-mail en 1998:

"Los discursos de Lowth se produjeron en Oxford en la década de 1740 y se publicaron en latín en 1753. A pesar del hecho de que todos los eruditos leían y escribían en latín, sus comentarios sobre el paralelismo pasaron muy desaparcibidos. Se puso mucho mayor atención a la naturaleza exótica de las costumbres del Próximo Oriente que describía. Este último interés encaja en la creciente fascinación con lo 'sublime'.

Mientras que al quiasmo ahora se le reconoce como algo distintivo de los antiguos escritos semíticos, nada prueba per se, puesto que el quiasmo ocurre en algunos textos modernos por accidente. De hecho, cualquiera puede forzar una débil y artificial forma de quiasmo para adecuarlo a muchos textos, si alguien desea trabajarlo a fondo. Sin embargo, si un pasaje muestra una estructura de quiasmo que se relaciona con el significado del texto, se teje estrecha y compactamente en el texto, con múltiples capas, por tanto se puede sospechar que tal pasaje se creó con gran destreza y no accidentalmente.

En consecuencia, ¿cuál es la probabilidad de que un quiasmo dado se escriba más por accidente que intencionalmente? Una nueva publicación significativa aplica un cuidadosos razonamiento estadístico para dirigir este tema. La obra es la de Boyd F. Edwards y W. Farrell Edwards,denominada "Does Chiasmus Appear in the Book of Mormon by Chance" BYU Studies, Vol. 43, no. 2, pp. 103-130 (2004). Todo el artículo y muchos materiales suplementarios - incluyendo software para explorar las estadísticas del quiasmo, también se encuentran disponibles online en http://byustudies.byu.edu/chiasmus/. Los autores encuentran ejemplos de quiasmos en el Libro de Abraham o en Doctrina y Convenios que se deben probablemente al azar, pero varios ejemplos muy famosos de quiasmos en el Libro de Mormón parecen ser intencionales en un alto nivel de fiabilidad.

Otros recursos incluyen la página multimedia de FARMS con videos del discurso de John Welch, "Chiasmus in the Book of Mormon" - una lección magistral de 54-minutos que podría ser un recurso valorable para una clase o para cualquier estudioso del Libro de Mormón. La película está disponible en Quicktime y Windows Media Player . También puedes saltarte el video y y escuchar el discurso si tienes Quicktime.

También véase el capítulo de John Welch "What Does Chiasmus in the Book of Mormon Prove?" Book of Mormon Authorship Revisited: The Evidence for Ancient Origins, pp. 199-224.

Fuentes
  1. Hildesheim, Chiasmus in Antiquity,Gerstenberg, 1981, as cited by J. Welch, "Chiasmus in Alma 36", FARMS Working Paper WEL-89a, Foundations for Ancient Research and Mormon Studies, Provo, Utah, 1989.
  2. Victor L. Ludlow, Isaiah:Prophet, Seer, and Poet, Deseret Book Comp., Salt Lake City, Utah, 1982, p.37.
  3. John W. Welch, "A Masterpiece: Alma 36",in Rediscovering the Book of Mormon, ed. J.L. Sorenson and M.J. Thorne, Deseret Book Comp., Salt Lake City, Utah, 1991.

Adsense2