20 febrero 2011

Planchas de oro en América Precolombina

Basado en la presentación "Metals and Golden Plates in Measoamerica" dictada por Daniel Johnson en Octubre de 2010 en la conferencia anual del Book of Mormon Archaeological Forum. Esta presentación pre-supone que la región geográfica del Libro de Mormón es Mesoamérica.

Una de las críticas más comunes es que la mención de ciertos metales por parte del Libro de Mormón es anacrónica y con "nula" evidencia en América precolombina. Menos, dicen los críticos, el siquiera pensar en fundamento para creer que hubo "planchas de oro". Nos apoyaremos en los descubrimientos compartidos recientemente por Daniel Johnson para refutar esta crítica.

¿Qué es una "plancha" de escritura?

Antes de comenzar, daremos una definición atingente al término "plancha". Entenderemos a una "plancha" tal como lo define la Real Academia de la Lengua Española, como "un pedazo de metal plano y delgado". Tomaremos "planchas" que contengan cierto tipo de información escrita, ya sea de caracter histórico o religioso.

Los metales del Libro de Mormon en Mesoamérica

Como las planchas se componen de una lámina delgada y plana de metal, es también importante describir los metales que menciona el Libro de Mormón. Éstos son, en orden alfabetico:
  1. Acero (El acero es una aleación de hierro y carbono, consecuentemente éste último elemento también está presente implícitamente en el Libro de Mormón)
  2. Bronce
  3. Cobre
  4. Hierro
  5. Oro
  6. Plata
A su vez, sabemos que las culturas del Libro de Mormón efectivamente escribían cierta información importante de carácter histórica o religiosa que era necesaria de perpetuar, en planchas de estos metales.

Las planchas que menciona el Libro de Mormón categorizadas por tipo de metal son:
  1. Planchas de Bronce: entre éstas se encuentran las planchas del hebreo Labán (1 Nefi 3-5,13:23) que Lehi trajo desde Jerusalén que contenían las Escrituras hasta el 600 a.C. y la genealogía de sus padres.
  2. Planchas de Oro: Las 24 planchas de los jareditas (Mosiah 8:9; Eter 1:2) y el mismo Libro de Mormón (muy posiblemente una aleación de oro y cobre, según declaración de William Smith, hermano menor de José Smith)
  3. Planchas de otros metales no especificados: Planchas de Nefi (mayores y menores) y Planchas de Mormón.
Sabemos que cualquier región que reclame ser la región geográfica de los pueblos del Libro de Mormón debiese cumplir la condición de tener estos metales en ella y consecuentemente dar la posibilidad a sus antiguos habitantes el haber fabricado utensilios con éstos, en específico el objeto de nuestro estudio planchas o láminas delgadas y planas con información culturalmente relevante.

Daniel Johnson, en su presentación, muestra primeramente cómo se distribuye el metal en la región de Mesoamérica para ver si verdaderamente hay sustento para los metales que menciona el Libro de Mormón:

Mapa de los yacimientos actuales de metales en la región de Mesoamérica


Al observar este mapa de los yacimientos de Guatemala, efectivamente hallamos suficiente evidencia para los metales del Libro de Mormón. Se mecionan yacimientos de oro, cobre, hierro, plata. [Nota del autor del presente articulo: También hay evidencias de yacimientos de carbón, así que la confección de acero era perfectamente factible. Ver aquí ]

Si vemos un mapa de México, al norte de la anterior, veremos que si bien es rico en oro, no es rico en hierro, como lo es el anterior:



Aquí visualizamos un mapa global de los yacimientos, dándonos una visión panoramica y global de los metales:


Planchas de oro en el viejo mundo

De forma previa a introducirnos en el hallazgo mismo de las planchas de oro en Mesoamérica, Daniel Johnson nos sitúa en el contexto y hace un resumen de los hallazgos de planchas de oro y otros metales anteriores en diferentes partes del mundo:

Pequeña plancha de oro encontrada en Autria [en la tumba de un niño romano]. Data del siglo III a.C. Contiene una de un hebreo de una transliteración al griego de Deuteronomio 6:4 "ΣΥΜΑ ΙΣΤΡΑΗΛ ΑΔΩNΕ ΕΛΩΗ ΑΔΩN Α" o en español "Escucha, oh Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es"
Planchas de Bronce datadas en 109 a.C. durante el gobierno del emperador Trajano en Roma.

Parte de los rollos e Qumran del mar muerto (1%) fueron escritos en rollos de cobre. 
Datados entre 50-100 a.C.

Plancha de cobre de Taxila en Pakistán, escrita en el siglo I a.C

Planchas de oro de Pyrgi, cerca de Roma, escritas en etrusco antiguo que datan del siglo V a.C

Plancha de oro del Rey Dario, encontradas en Persia datadas en el 522 a.C.

Otras planchas de metal precioso encontradas en una caja de piedras

Libro etrusco hecho de 24 planchas de oro, encontrado en Bulgaria y datado en el siglo V a.C

Los manuscritos bíblicos más antiguos conocidos, escritos entre 600-700 a.C. en rollos de plata, encontrados en una tumba cerca de Jerusalén, conetniendo la bendición sacerdotal de Numeros 6 escrita en Paleo-Hebreo.


Planchas de oro en América

Daniel Johnon nos comparte el impresionante hallazgo de planchas de oro en Mesoamérica. El lugar en que se encontraron estas planchas es un afamado cenote sagrado de la región de Chichen Itzá. Los artículos fueron de varios tipos entre los cuales se hallaron planchas de oro rectangulares y circulares.


Vista del cenote sagrado de Chichen Itzá, lugar del descubrimiento de las planchas de oro
El arqueólogo Edward Hebert Thomson entre los años 1904 al 1910, drenó y excavó en el cenote. Las imagenes a continuación dan fe de sus hallazgos, los cuales fueron enviados y guardados desde esa fecha por el Museo Peabody en la Universidad de Harvard: 

Muchos objetos tales como puntas de flechas, hachas de bronce, herramientas de cobre. 
Así también dentro de los hallazgos de Thomson fue herramientas de hierro en una tumba de una momia en Costa Rica en 1883, entre otros objetos concordantes al los metales del Libro de Mormón.

Las planchas encontradas son de dos tipos:
  1. Fragmentos de planchas de forma rectangular de oro
  2. Planchas amplias de forma circular de oro
Daniel Johnson nos muestra fotografías exclusivas de estos objetos de interés:



Algunos fragmentos de planchas de oro precolombinas 
extraídas del cenote de Chichen Itzá, datadas en el siglo IX a.C con jeroglíficos en ellas

 Contexto de uso de las planchas circulares son discos de información
de guerreros Toltecas. Las imagenes arriba los resaltan en los jeroglíficos en los murales del  Templo del Jaguar en Chichen Itzá. Estos discos sirvieron como símbolos de poder, autoridad y profecía y proveyeron un enlace al mundo más allá de la muerte. El oro probablemente vino de America central y probablemente haya sido grabado en Yucatán

Daniel Johnson también nos muestra imágenes exclusivas de estas planchas circulares de oro con impresionante detalle de su escritura en ella:


Los escritos en estas planchas tuvieron un caracter sagrado, lo cual da evidencia que no sólo los precolombinos de Mesoamerica escribían en planchas de oro; sino que también usaban esta técnica del grabado sobre delgadísmas laminas de oro para perpetuar tratados religiosos.

Conclusión

Muchos detractores del Libro de Mormón por años fueron escépticos de que en la américa precolombina se hallaran estas láminas de oro escritas y en base a ello criticaron fuertemente la aseveración de José Smith acerca de la imposibilidad absoluta que los precolombinos Mormón y Moroni hubiesen podido compendiar un registro en planchas de oro, como lo hacían en ciertas ocasiones las civilizaciones del viejo mundo.

Ahora la evidencia, si bien primeriza, es tan contundente en contra de la crítica que una vez más reafirma la veracidad histórica del Libro de Mormón y echa por tierra todo escepticismo anterior a esta evidencia.

Nuestros agradecimientos a Daniel Johnson por su presentación.


Articulos Relacionados a lo que buscas



4 comentarios:

Luis dijo...

Señor Gonzalez debo decirle que su árticulo esta excelente y me dejo con la boca abierta.
Felicitaciones por este sitio.

jacqueline dijo...

Me encanta aprender en este sitio es muy bueno, felicitaciones.

Juan Gonzalez dijo...

Es confortante dar a conocer estas cosas, ya que para aquellas personas escépticas, que solo critican sin saber y sin investigar, aquí pueden saber que el libro de mormón si existió y las pruebas son contundentes, pero es una lastima escuchar una critica acerca del libro de mormón cuando no están fundamentadas, en esos comentarios es donde la ignorancia habla y el entendimiento calla.

Noviembre Ruiz dijo...

Gracias por la investigación y la variedad de imágenes presentadas. La redacción de "aseveración de José Smith acerca de la imposibilidad absoluta que los precolombinos Mormón y Moroni hubiesen podido compendiar ..." Puede ser más clara, como está escrito parece decir que José Smith aseveró que era imposible el compendio en planchas.
Saludos!