Busca en Nuestro Sitio

05 noviembre 2011

Los nombres correctos en el Libro de Mormón

Evidencias de que los nombres aparecidos en Libro de Mormón corresponden a las zonas y épocas en las que el libro los sitúa.


Anteriormente se han publicado artículos relacionados con los nombres de personas que participan en el Libro de Mormón.

La pregunta básica sobre este tema es: ¿Los nombres corresponderían a la zona y tiempo en que se desarrolla el Libro de Mormón? La respuesta es un tajante Sí. Considerando los mas de 200 nombres, para cualquiera sería de extrema complejidad crearlos de la nada y que además estos tengan una base geográfica, cultural, real y plausible al entorno en que se desenvuelve la familia de Lehi.

Además de saber que en la época de José Smith no se contaba con este tipo de información. ¿Cómo fue esto posible?, lo fue por que el Libro de Mormón es la traducción de un antiguo registro, hecho por personas reales provenientes de Jerusalén en el 600 a. C. y no un plagio ni una invención. Es lo que dice ser.

El libro Lehi en el desierto, páginas 91 y 92, cito:
Todos los nombres del Mundo Antiguo que presentan similitudes con los del relato del Libro de Mormón vienen de Egipto, pero no de cualquier región de Egipto, sino en especial de la región Sur, en donde una colonia judía, cuya fecha de asentamiento es indefinida, pero se calcula que al menos a mediados del siglo diecisiete floreció. Lo que es más, todos estos nombres pertenecen a las últimas dinastías, ya en decadencia. El Libro de Mormón nos relata que Lehi fue un rico mercader que había “morado en Jerusalén todos sus días , disfrutando de una cultura y educación egipcias, que se había empeñado en transmitir a sus hijos. El libro continuamente hace referencia a la doble vertiente cultural de la familia de Lehi: profundamente hebrea, pero orgullosa de su ascendencia egipcia. `La civilizacion egipcia fue una de las mas admiradas e imitadas,' escribe Harry R. H. Hall, al hablar de la tierra y época de Lehi. Los únicos nombres no-hebreos que disfrutaban de popularidad entre los nefitas debieran, de acuerdo con el relato del Libro de Mormón, ser egipcios, y se ha descubierto que ese es el caso.” Tras disertar sobre los nombres de Sam y Amón de la forma presentada líneas arriba, el artículo concluye así: Regresando a nuestro asunto: ¿Qué sabía Jose Smith, traductor del Libro de Mormón, del Mundo Antiguo? Todo parece indicar que era toda una autoridad, pues conocía: 
  1. Una cantidad respetable de nombres egipcios comunes; palabras de un sonido extraño que en ningún sentido se asemejan al hebreo o a alguna otra lengua conocida en la época de José Smith.
  2. Sabía el tipo de trama y escenario en el que dichos nombres figuraban en el Mundo Antiguo y parecen naturalmente adaptados a la escena egipicia. Ofrece un panorama correcto y claro de las relaciones culturales entre Egipto e Israel, enfatizando su naturaleza esencialmente comercial, en la extraordinariamente convincente radiografía del relato de Lehi—un típico comerciante del siglo siete a. C. El bosquejo de la vida del antiguo Oriente que el Libro de Mormón nos permite reconstruir es el mas maravilloso comparadas a la luz de aquellas fantásticas ideas del espléndido Oriente que pululaban en las mentes Lehi en el Desierto y el Mundo de los Jareditas. (Hugh B. Nibley. de los mas avezados eruditos de esa época).
El tema de los nombres en el Libro de Mormón continúa a la espera del cuidadoso estudio que merece; el propósito de lo presente es simplemente indicar que tal estudio conducirá a cualquier otra parte menos a un callejón sin salida. Como un ejemplo válido de esa aseveración, citemos un principio establecido por Albright: `La pérdida de la terminación –on es completamente común en los nombres de sitios palestinos.' William F. Albright, The Vocalization of the Egyptian Syllabic Orthography (New Haven: American Oriental Society, 1934) 10:12.

En el egipcio o el egipcio `reformado' tal terminación seria conservada y de este modo tenemos en el Libro de Mormón los nombres Emrón, Heslón, Jasón, Morón, Moriantón, etc. No es una proeza pequeña, como ha quedado demostrado en Harold Lundstrom, `Original Words of the Book of Mormon,'IE 51 (February 1948)

Fuente:

Lehi en el Desierto. Hugh Nibley.
Para más información véase el siguiente artículo nombres inusuales en el Libro de Mormón


Articulos Relacionados a lo que buscas



1 comentario:

Pablo Gabriel Soliz Ortuño dijo...

Estos comentarios, se podría decir, de alguna manera le hacen pensar, reflexionar con un espíritu de aprender, y es una fuente complementaria en el estudio que uno tiene de los libros que contienen tanta instrucción y sabiduría.

Adsense2