Busca en Nuestro Sitio

19 noviembre 2007

Judíos en América



Por Javier Garcia Blanco

Los libros de historia no dejan lugar a la discusión: el primero en descubrir el continente americano fue Cristóbal Colón en 1492. Sin embargo, una serie de historiadores, arqueólogos y antropólogos "heterodoxos" aseguran que Colón no fue el primero, sino más bien todo lo contrario. Apoyándose en diversas evidencias arqueológicas proponen que algunos pueblos de la antigüedad -entre ellos los judíos- llegaron antes al Nuevo Mundo.

Corría el año 1947. Tan sólo habían transcurrido dos años desde el final de la 2ª Guerra Mundial cuando el explorador Thor Heyerdahl decidió demostrar al mundo entero que su teoría no era sólo una idea descabellada. Heyerdahl pretendía probar que antiguos habitantes del Perú habían podido entrar en contacto -a pesar de la gran distancia que los separaba- con pobladores de Polinesia. Así, construyó una rudimentaria balsa a la que bautizó como Kon-Tiki y partió del puerto de Callio (Perú) acompañado por cinco compañeros. El viaje fue largo y duro, pero tras 8.000 Km y 101 días, Heyerdahl y sus acompañantes lograron su objetivo.

En la actualidad, diversos estudiosos toman la hazaña de Heyerdal como referencia para plantear una polémica hipótesis: ¿llegaron a América pueblos de la antigüedad antes que Cristóbal Colón? Entre los historiadores "oficiales" parece existir una gran aversión a aceptar esta idea. El que pobladores de antiguas civilizaciones mediterráneas tuvieran la sufienciente sofistificación técnica y marítima para cruzar el atlántico es considerado como algo totalmente absurdo. Sin embargo, si tomamos en cuenta la proeza de Heyerdahl, parecen abrirse algunas puertas a esta posibilidad: desde el estrecho de Gibraltar hasta las costas de América central existe una distancia de 7.000 Km, casi mil kilómetros menos que los recorridos por el audaz explorador en 1947.

Un misterio grabado en la roca

Aunque la mayor parte de los estudiosos rechazan la idea de un "descubrimiento" antes de Colón, existen algunas notables y honrosas excepciones. Ese es el caso del Dr. Cyrus Gordon, prestigioso historiador de antiguas civilizaciones que defiende la posibilidad de que antiguos pueblos del viejo continente -entre ellos los judíos- podrían haber llegado el Nuevo Mundo. Gordon no es el único; otros estudiosos defienden ideas parecidas. Y al parecer, es posible que tengan bastante razón. A lo largo de los últimos dos siglos diversas piezas arqueológicas halladas en distintos lugares del continente parecen confirmar sus teorías.

Una de estas piezas, quizá una de las más importantes y destacadas, se encuentra al sur de Alburquerque (Nuevo México) en un pequeño pueblo llamado Los Lunas. En las cercanías de esta localidad norteamericana existe una montaña conocida como Mystery Mountain (la montaña del misterio) entre los habitantes del lugar. Fue precisamente a los pies de esta pequeña montaña donde se encontró una roca "decorada" con una serie de extrañas inscripciones. Dichos restos de escritura han sido catalogados por algunos arqueólogos como muestras de escritura paleo-hebrea que recogen una versión condensada y resumida del decalogo o Diez Mandamientos. Una de las personas que más y mejor ha estudiado la roca de Los Lunas es el profesor Frank Hibben, un historiador local y arqueólogo de laUniversidad de Nuevo México. Tras exaustivos estudios y análisis, Hibben está convencido de que se trata de una inscripción auténtica, realizada por antiguos judíos que llegaron hasta Nuevo México siglos antes de que lo hicieran los españoles.

Hibben asegura que vio la inscripción por primera vez en 1933, aunque la suciedad y la pátina hacían muy difícil una lectura y observación detallada. Además, Hibben fue acompañado hasta ese lugar por un guía local, quien ya había visto la misteriosa roca cuando era un niño, en la década de 1880. Estos testimonios refuerzan la posibilidad de que la pieza sea auténtica, ya que los estudios y
conocimientos sobre escritura paleo-hebrea eran casi nulos a finales del siglo XIX, lo que echaría por tierra la teoría de una falsificación en tiempos recientes.

A todas estas circunstancias hay que añadir que la roca con las inscripciones está situada en una zona de la montaña rica en restos petroglíficos. Otro investigador, David Deal, descubrió un curioso e interesante dibujo en uno de estos petroglífos. Al parecer el grabado representaba una especie de mapa astronómico en el que se pueden ver representadas la posición de planetas y constelaciones en el transcurso de un eclipse de Sol. Tras varios análisis, Deal determinó que aquel eclipse había tenido lugar el 15 de septiembre del 107 a.C., curiosamente una fecha que coincidía con una importante fiesta judía.

Las tablas de la Ley en Ohio

Aunque podría parecer que la enigmática roca encontrada en Los Lunas no deja de ser una molesta anomalía para los historiadores ortodoxos, ésta no es la única pieza de este tipo hallada en suelo americano.

En 1860 David Wyrick, un vecino de Newark (Ohio) encontró una piedra con unas inscripciones ilegibles en un monte situado a escasos kilómetros de su ciudad. La piedra estaba tallada en todas sus caras -y al igual que en el caso de Los Lunas- los investigadores han descifrado en las inscripciones una versión reducida de los Diez Mandamientos. Además de los restos de escritura, en la parte frontal de la pieza aparece representada una figura humana provista de barba y que los estudiosos han identificado con una representación de Moisés y las tablas de la ley. Algunos historiadores, como David Deal y James Trimm aseguran que la piedra fue una pieza judía de la época del segundo templo, mientras que el Dr. Gordon defiende que se trata en realidad de una mezuzah samaritana. Sea como fuere, ambas posibilidades supondrían un fuerte apoyo a la teoría de la presencia de judíos en el continente americano. Siempre y cuando la pieza fuese auténtica...

Un hecho que ha sembrado la duda es que Wyrick ya había encontrado una pieza de similares características tan sólo unos meses antes, en junio de ese mismo año. La pieza, una piedra en forma de punta de flecha, es popularmente conocida como Keystone y presenta también inscripciones que se corresponderían con el hebreo utilizado hacia el 200-100 a.C. Los arqueólogos más escépticos han considerado falsas ambas piezas, argumentando que parecía demasiada casualidad que una misma persona encontrase dos piezas tan similares en ese pequeño espacio de tiempo. Según ellos, el fraude habría sido cometido por el propio Wyrick. Sin embargo, existe un hecho que parece desechar esa posibilidad.

Un año después de los hallazgos, en 1861, Wyrick publicó un panfleto en el que reproducía las inscripciones. De 256 letras que transcribió, al menos 38 de ellas contenían errores significativos que hacían ilegible el texto. Los defensores de la autenticidad de las piezas apostillan que de haber sido un fraude realizado por Wyrick, no habría cometido tales fallos. En uno de los dibujos, Wyrick reprodujo las letras HWRH YHWH, cuando realmente las inscripciones recogen los siguiente: TWRT YHWH o Torath YHWH, que significa "La Ley de Dios".

Treinta años después de los hallazgos de Wyrick, en 1889, un grupo de personas pertenecientes al Smithsonian´s Mound Survey Project encontraban otra curiosa piedra al este de Tenesse. De nuevo, y como en las anteriores ocasiones, la piedra presentaba una serie de extrañas inscripciones sobre su superficie.

En 1971, el Dr. Cyrus Gordon logró identificar las letras de la piedra como muestras de paleo-hebreo, datadas aproximadamente en torno al primer o segundo siglo d.C. Según el estudio realizado por Gordon, las cinco primeras letras (empezando por la izquierda) tenían una significado bastante claro: LYHWD ("para Judea"). Pero quizá el dato más destacado llegaría algunos años después, en 1988, cuando algunos fragmentos de madera encontrados junto a la piedra fueron sometidos a la prueba del Carbono 14. Los resultados fueron coherentes con la fecha dada para la inscripción: aquellos trozos de madera databan entre el 32 d.C. y el 769 d.C.

Monedas judías... en Kentucky

Pero no todas las piezas que apuntan a una presencia de judíos en América corresponden a piedras grabadas con inscripciones. En 1952, un comerciante de Clay City (Kentucky) llamado Robert Cox encontró una llamativa moneda en un campo cercano al pueblo. Una vez puestas en manos de expertos, las monedas fueron fácilmente catalogadas. El Dr. Ralph Marcus de la Universidad de Chicago la identificó como perteneciente al período de la segunda revuelta de los judíos frente a Roma, hacia el 132-135 d.C. En una de las caras de la moneda aparece representada la fachada del segundo Templo de Salomón, que fue destruido por las tropas romanas durante los enfrentamientos del año 70 d.C. En su reverso, aparece la siguiente leyenda: "Año segundo de la libertad de Israel", que correspondería con el 133 d.C.

A pesar de la aparente importancia del descubrimiento, el análisis realizado por Yaakov Meshorer -un experto en monedas judías- utilizando una fotocopia realizada a una fotografía de la moneda, dictaminó que se trataba de simples réplicas realizadas en el siglo XX, y que habitualmente eran compradas por turistas que visitaban Tierra Santa. Aún así, los defensores de su autenticidad se preguntan como pudo llegar hasta un campo de Kentucky una réplica tan buena de una moneda judía del siglo II de nuestra era. La polémica aún sigue abierta...

Incomodas evidencias

La teoría de que los judíos llegaron a América antes de que lo hiciera Colón no es patrimonio exclusivo del siglo XX. Hace siglos, diversos autores mostraron su convencimiento de la presencia de tribus hebreas en distintos puntos del continente. Para "probar" sus afirmaciones se apoyan, por ejemplo, en las similitudes lingüisticas de las tribus americanas con el idioma utilizado por el pueblo judío. En su obra Compedio y descripción de las Indias Occidentales, el cronista Antonio Vázquez de Espinosa asegura que los otavaleños, antiguo pueblo de Ecuador (ver MÁS ALLÁ nº148) eran descendientes de alguna de las Tribus Perdidas de Israel: "la nación de los Puruaes junto al río Bamba, los de Otabalo y otras provincias del distrito de Quito al padre llaman Abbá, que es vocablo syriaco, del cual usaban los hebreos por haber vivido entre los syrios. Otros innumerables vocablos hay hebreos que por excusar prolijidad no los refiero, que denotan con certeza proceden los indios de las diez Tribus".

Por su parte, el lider judío portugués Menasseh Ben Isarel, en su libro Orígen de los Americanos (1650), citaba 24 libros hebreos y multitud de autores griegos, árabes y latinos para demostrar que las Diez Tribus fueron los primeros pobladores de América. Parece claro que los judíos no fueron los primeros pobladores de América, sin embargo, los datos apuntados por Espinosa o Ben Isarel apoyan otra posibilidad: que los judíos visitaron el continente americano, dejando su huella en los pueblos que poblaron esas tierras tiempo después.

Pese a todo, una cosa parece clara: las evidencias recogidas por historiadores y arqueólogos apuntan a que quizá debamos replantearnos ciertos hechos históricos que hasta ahora parecían innamovibles. Por desgracia, actualmente muchas de las piezas mencionadas y otras similares se conservan escondidas en los fondos de museos repartidos por distintos puntos de América, catalogadas como precolombinas o coloniales y consideradas como incómodas "molestias" de la historia.

El Tetragrammaton, en el decálogo de Los Lunas

Como ya dijimos, las inscripciones grabadas en la piedra de Los Lunas parecen recoger una especie de Decálogo resumido y condensado. Dentro de ese decálogo aparece en varias ocasiones (hasta tres) el llamado Tetragrammaton, vocablo compuesto por las cuatro consonantes hebreas YOD, HE, WAW y HE, y que se refieren al nombre divino. Sólo en el Antiguo Testamento -la parte exclusivamente hebrea de la Biblia- este vocablo aparece recogido en más de 6.800 ocasiones.

La importancia de la presencia del tetragrammaton en esta roca de Nuevo México sería muy grande, ya que de demostrarse su autenticidad, estaríamos ante el ejemplo de tetragrammaton más antiguo de los conservados. Algunos investigadores han comparado el tetragrammaton de Los Lunas con otras representaciones del mismo en diversas inscripciones y escrituras de distintas épocas y las semejanzas resultan más que evidentes.

Además de la ya famosa piedra, existe otra pequeña inscripción encontrada al sur de la Mystery Mountain, realizada sobre una roca que algunos han identificado como un primitivo altar. En ella también se encuentra el tetragrammaton, y en él puede leerse: "Jehová, nuestro Señor".


Articulos Relacionados a lo que buscas



4 comentarios:

producción Inmobiliaria dijo...

Estimados "Evidencias del Libro de Mormón".
Como todo miembro, estoy en la iglesia por fe, y el tema del libro de mormón es el mensaje que contiene.
Me resulta bastante anómalo, que quieran dar evidencias a un libro que realmente no las necesita, y si lo van a hacer entonces den evidencias.
Luego de leer sus posts, no encontré ninguna evidencia directa de el libro de Mormón, ninguna. De todo de lo escriben ustedes es de semejanzas, de costumbres, de parecidos, mas NO HAY EVIDENCIAS.
Para miembros con formación académica como yó, esto en vez de ayudar crea incertidumbre.

Un gran ejemplo de que no logran el objetivo, es este artículo, donde mencionan que en EEUU encontraron los 10 mandamientos en un idioma semejante al hebreo o hebreo.
Primero: el libro de mormón fue escrito en egipcio reformado.
Segundo: Mulek hijo de sedequías judío, corrompieron su idioma y al no tener planchas no pudieron ser ellos.
Tercero: la fecha de esos "hallasgos",datan de los años 100 ac a 200 dc fechas que no coinciden con la migración de la tribu de manasés sería que fue el 600 a.c por medio de lehí.
Cuarto: Según el libro Nefí tomó la ruta mas larga, y por mucho dio la vuelta al mundo, si lo hizo bordeando áfrica y luego tomando el atlántico ó cruzando el índico y luego tomando el pacífico, que es más largo aún, sin cruzar el mediterraneo. Cosa que los judiós si lo hicieron lo habrán hecho es cruzar el mediterraneo y luego el atlántico.
el problema es que José Smith dijo que Lehí llegó al itzmo de darién en Panamá y en otra ocasión dijo que fue en Chile, (no tengo la referencia) pero lo dijo.
En resumen, todo lo que ustedes dicen son parecidos, semejanzas mas no evidencias.
Lo interesante es que la iglesia están mas propensa a aceptar que José Smith tradujo el libro colocando la cara en un sombrero con una piedra, y de eso si tenemos evidencias.
resumiendo, si es por las evidencias el libro deja mucho que desear, si es por fe es el mas correscto de todos....
Saludos

alvarorodr dijo...

Estimado gusto en saludarle, la verdad es que usted se contradice con lo que esta diciendo, vamos por partes

1.-Usted dice:" Luego de leer sus posts, no encontré ninguna evidencia directa de el libro de Mormón" RESPUESTA, esta totalmente equivocado, aquí le dejo el link de una evidencia concreta http://www.evidenciaslibrodemormon.org/2010/06/descubrimiento-arqueologico-confirma-el.html
y existen mas, el echo de que usted no las encuentre no significa de que no estén.

2.- Usted dice " encontraron los 10 mandamientos en un idioma semejante al hebreo o hebreo. Primero: el libro de mormón fue escrito en egipcio reformado" RESPUESTA: El Egipcio reformado es solo una pequeña parte de lo que sabia Nefi, el mismo lo menciono "recibí, por tanto, alguna instrucción en toda la ciencia de mi padre", ademas todos los demás miembros del grupo de Lehi ( se estiman unas 30 personas) sabían Hebreo, por lo que no es absolutamente nada extraño el que el hebreo se plasmara de alguna forma en América y la verdad he conversado este tema con personas muy calificadas, con gran experiencia, ademas otra evidencia concreta sobre la existencia del Hebreo en América esta en este link de nuestra pagina de un articulo de Fernando Aedo, tuve el privilegio de compartir información con El quien domina el Hebreo y actualmente esta desarrollando un proyecto junto con otros estudiosos sobre el Origen del Habla, la lengua Edenica, bueno este es el link http://www.evidenciaslibrodemormon.org/2009/05/la-lengua-quechua-relacionada-con-el.html , sobre este tema del Hebreo en la América antigua, existe mucho material y escrito por profesionales, que créeme amigo no nos podemos comparar con ellos, ademas te doy un extra, la verdad es que la afirmación de "Egipcio Reformado" Originalmente solo mencionado en el Libro de Mormón, actualmente gracias a descubrimientos modernos, tiene un sustento arqueológico ( otra evidencia concreta para el Libro de Mormón), bueno Arqueólogos "No Sud" han usado el mismo termino "Egipcio Reformado" para unos escritos encontrados en una cueva en Telarad, bueno aquí el articulo http://www.evidenciaslibrodemormon.org/2011/01/tel-arad-y-el-libro-de-mormon.html

3.- Usted dice " Según el libro Nefí tomó la ruta mas larga, y por mucho dio la vuelta al mundo, si lo hizo bordeando áfrica y luego tomando el atlántico"RESPUESTA: lo unico que dice el Libro de Mormon de la ruta del viaje o del tiempo que tomo es lo siguiente que esta en 1 Nefi 18:23 "Y ocurrió que después que hubimos navegado por el espacio de muchos días, llegamos a la tierra prometida...", como ves amigo de ahí a especular que tomo una ruta que dio la vuelta al mundo y todo lo que dices no tiene ninguna base,de echo cualquier posible locación solo es una teoría, no existe evidencia de por donde ellos viajaron, pero al contrario yo me inclino mas bien a la evidencia encontrada en donde pudieron llegar, por ejemplo la sorprendente narración del linaje de los Xahil de Mesoamerica, sobre lo que les dijeron sus primero Padres quienes llegaron del mar de un lugar llamado " Abundancia" puedes revisar el articulo en este link: http://www.evidenciaslibrodemormon.org/2012_07_01_archive.html Léelo es muy impresionante.

Por ultimo en cuanto al Sombrero , tenemos un interesante articulo que tradujo nuestro departamento de Idiomas, sobre el proceso de la traducción del Libro de Mormón, donde aclara todas las dudas con respecto al tema.

bien Amigo, la verdad es que el Libro de Mormón, no necesita evidencias, con la confirmación del Espíritu Santo es mas que suficiente y cada una de las personas que trabajamos en este equipo lo tiene muy claro y tenemos nuestros testimonios, las evidencias que publicamos acá, están presentadas con el objetivo a dar respuesta a ataques falsos al Libro de Mormón, a fortalecer a quienes les preocupa el tema secular, y la verdad es increíble como el libro de Mormón año año encuentra mas sustento Arqueológico que nunca.

Unknown dijo...

Hola, quería saber en donde y que material hay donde dice que jose Smith dijo que llegaron a a Chile la familia de Lehi.

Herber Aguilar dijo...

Soy Santo de los Ultimos DIas...traigo una propuesta de evidencia arqueologica, del libro de mormon...mi hermano carlos aguilar ..lo compartio conmigo.m encanto, que seria bueno que ustedes, si tienen acceso al articulo..lo consideren antes de publicarlo..la verdad , vale la pena...miren...esta revista.

http://www.nationalgeographic.com.es/mundo-ng/las-criptas-reales-de-copan-2_663

Luego coomparece con los utlimos tres o cuatro capitulos del libro de ETER.. luego me comentan...no es mera especulacion...es al go de evidencias...compartan cuando tengas el articulo armado...gracias hnos.

somo muy bendecidos !!!!

Adsense2