Busca en Nuestro Sitio

13 agosto 2010

¿El otro lado del mar en el desierto? El libro de Eter



¿El otro lado del mar en el desierto? Es una afirmación un poco extraña y confusa, en el libro de Eter en el Libro de Mormón, la mención se refiere específicamente al lugar por donde los Jareditas emprendieron su viaje a hacia la tierra prometida desde Asia Central. En 1800 esa zona era conocida como desértica, por eso lo que es supuestamente extraño de estos versículos, acierta exactamente a cómo era la geografía en el mismo tiempo de la salida del pueblo Jaredita de la Torre de Babel.
El estudioso Nibley en el libro "Lehi en el desierto y el mundo de los Jareditas" en la pagina 131 y 132 nos demuestra este punto, cito:
"Solo el libro de Eter ve los ahora secos y polvorientos paisajes bajo condiciones peculiares: “y aconteció que viajaron en el desierto, y construyeron barcos, en los cuales atravesaron muchas aguas, y la mano del Señor los guiaba continuamente y no quiso el Señor permitir que se detuvieran del otro lado del mar, en el desierto, sino dispuso que avanzaran hasta llegar a la tierra de promisión” (Et. 2:6-7). El cruce de ‘muchas aguas’ bajo dirección continua llega a manera de sorpresa; “el mar” en cuestión aparentemente es –aunque formidable- solo una parte de las muchas aguas que debían cruzar. Ahora se considera un hecho que en tiempos remotos las planicies de Asia estaban cubiertas por “muchas aguas,” que ahora han desaparecido, pero que la historia registra de su existencia; por supuesto fueron mas abundantes en la época de Jared. Incluso tan tarde como Heródoto, la tierra de los escitas (la región a través de la que la gente de Jared avanzó) presentaba formidables barreras de agua a la migración: “La faz del país quizá ha diferido mucho de lo que es ahora,” dice Vernadsky, “los ríos eran mucho mas profundos y muchos lagos formados en la era glacial se convirtieron en pantanos (1).
De hecho, la teoría del desarrollo de la civilización a partir de culturas-oasis de Pumpelly descansa en la asumida existencia de vastos mares interiores ahora desaparecidos, pero de los que existe testimonio en los cronológicamente hablando tardíos anales chinos, que hablan de “extensos cuerpos de agua de los que el Lob-Nor y otros diminutos lagos y las pozas de agua salobre son sus resecos sobrevivientes.”(2) La desecación continua y estable del “corazón central” de Asia desde finales de la última era glacial es uno de los hechos básicos de la historia e incluso algunos expertos lo han catalogado como determinante en la historia del mundo. Pero esto es un descubrimiento relativamente reciente. Quien haya escrito el libro de Eter mostró una notable previsión al mencionar cuerpos de aguas en lugar de desiertos a lo largo de la ruta de la migración, ya que la mayoría de los desiertos son de un origen muy reciente, en tanto que todo vestigio de los antiguos cuerpos de agua se ha desvanecido completamente. Solo recordemos que Sven Hedin ha descubierto que hay lagos que de hecho ¡cambian de lugar en el Asia Central!"
Nunca deja de sorprenderme y cada día afirmo mas la certeza de que el Libro de Mormón fue escrito por personas que fueron testigos presenciales de la historia en aquellas remotas épocas.

Fuentes
  1. George Vernadsky, Ancient Russia (New Haven: Yale University Press, 1943),15-16. En el siglo XII fue posible evitar la invasión del gran reino centro-asiatico de Khwarazm inundando el país, Karl A. Wittfogel and Fêng Chia-Shêng, "History ofChinese Society Liao," TAPS 36 (1946): 647.
  2. Raphael Pumpelly, Explorations in Turkestan, 2 vols. (Washington: Carnegie Institution, 1908), 2:286; cf. 1:66, 70-75.


Articulos Relacionados a lo que buscas



Adsense2