Busca en Nuestro Sitio

28 agosto 2009

Jardines, torres y mercados en El Libro de Mormón

Fuente:http://www.jefflindsay.com/BMEvidences.shtml.
Traducción : Marco Royo.



En Helaman 7:10, El Libro de Mormón habla del profeta y líder religioso Nefi, descendiente de Nefi que cruzó el océano, clamando en una torre de su jardín "que estaba cerca del camino real que conducía al mercado principal que había en la ciudad de Zarahemla". En 1830 la idea de que los antiguos americanos tuvieran jardines urbanos, múltiples mercados (deducido la existencia de un "mercado principal"), calzadas y torres personales parecía fuera de lugar. Recientes descubrimientos muestran que es enteramente plausible. El Capítulo 68 de Reexploring the Book of Mormon, (ed. John Welch, Deseret Book Comp., Salt Lake City, UT, 1992, pp.236-237) explica:





La "torre" pudiera fácilmente referirse a montículos piramidales, algunos construidos y utilizados por familias y líderes de linajes para ceremonias religiosas y que se referían los conquistadores españoles como "torres". 

Las calzadas en Mesoamérica en la época del Libro de Mormón, han sido grandemente respaldadas por la ciencia. Pero, ¿qué evidencia existe de los jardines y de los mercados principales en las antiguas ciudades de Mesoamérica?

Jardines. Durante décadas la visión predominante era que no existían ciudades con poblaciones de alta densidad en Mesoamérica. Sin embargo, en los últimos veinte años trabajos intensivos en lugares como Teotihuacan y Monte Alban han demostrado incuestionablemente que las ciudades en el sentido moderno de la palabra se conocían de hecho en la época del Libro de Mormón.

De hecho, en algunas de esas ciudades se cultivaron áreas de jardin de adyacentes a sencillos complejos habitacionales. En el sitio arqueológico de El Tajín, cerca de la costa del Golfo de México, al este de la ciudad de México, se encontraron los restos de una ciudad que se extendía en unos cinco km2. en su máxima expansión en 600 - 900 después de Cristo. En ese tiempo las casas de la gente de clase media estaban rodeadas de jardines y árboles frutales. Igualmente la célebre ciudad de Tula, al norte de la capital México era aún mucho mayor, de más de 14 km2. hacia 1000 - 1100, y las parcelas con jardines eran comunes allí también.

Mercados principales. Ningún conocedor del México precolombino duda de que los mercados se encontraban en todos los asentamientos. Cortés y sus compañeros se asombraron del mercado de Tlatelolco en el Valle de México por la diversidad de productos y la complejidad de su organización. Sin embargo, hasta fechas recientes se había puesto poca atención al hecho de que un número de esas ciudades poseyera múltiples mercados.

La evidencia, sin embargo, parece bastante clara. Blanton y Kowalewski, por ejemplo, habían observado que Monte Albán tenía un mercado principal y varios subsidiarios. Para Teotihuacán, Rene Millon identifica a un lugar como "el mercado principal" y sugiere que existieron otros mercados para productos específicos como útiles de cocina. George Cowgill, otro experto en Teotihuacán, lo confirma. Por otro lado Edward Calnek revisó la evidencia documental de la organización de la capital azteca Tenochititlan, y ha demostrado que cada sector importante de la ciudad tenía su propio mercado, además del gigantesco mercado central. Aparentemente Zarahemla no era diferente.

Esto parecía problemático en la descripción incidental de la vecindad de Nefi en el libro de Helamán. Las investigaciones de los últimos años han dado la vuelta a lo que parecía ser un problema.

Respecto a jardines, Michael D. Coe en The Maya (4th edition, London: Thames and Hudson, 1987, p. 156) afirma:
"Todos los palacios mayas tienen su propio huerto en el que se cultivan verduras y árboles frutales, y los frutales también se extienden cerca de los asentamientos. Se cultivaban los árboles de la papaya, aguacate, crema de manzana, chicozapote, y del maní. . . ."
La idea de que Nefi tuviera su propio jardín en un asentamiento urbano tiene ahora más sentido.

Respecto al concepto de mercado principal, una publicación seria advierte que "el sumo desarrollo del mercado como institución y el auge de mercaderes especializados son inconfundiblemente mesoamericanos" y "se remarcan los mercados tanto en la Mesoamérica antigua como en la actualidad" (Gordon R. Willey,Gordon F. Elkholm, and René F. Millon, "The Patterns of Farming Life and Civilization" in Handbook of Middle American Indians (Austin:University of Texas Press, 1964), 1:461-62, citado en Pressing Forward with the Book of Mormon, editado por John W. Welch y Melvin J. Thorne, Provo, Utah: FARMS, 1999, p. 197).

Otro autor dijo: "Alrededor del mercado principal había una serie de lugares de mercado" que "se especializaban en un producto dado o en una mercadería y . . . llevan una selección reducida de los bienes disponibles en el mercado central." (Manning Nash, "Indian Economies" in Handbook of Middle American Indians, 6:87, in Pressing Forward with the Book of Mormon, p. 198). Otros observaron que "la institución económica más importante de la antigua civilización maya era el mercado centralizado." (S.G. Morleyand G.W. Brainerd, The Ancient Maya, 4th ed. (Stanford: Stanford Univ.Press, 1983), p. 249, as cited in Pressing Forward with the Book of Mormon,p. 198).

Los indios americanos que pudiera haber conocido José Smith, no pudieron haberle provisto de conocimiento de mercados centrales que una vez existieron en ese continente.

¿Pudo haber adivinado en 1829 que los antiguos habitantes de este continente tuvieron una vez mercados centrales y muchos otros complejos sociales y elementos económicos de una civilización avanzada? ¿Pudo haber sabido de antiguos elementos mesoamericanos como jardines urbanos, calzadas, torres, templos, ciudades fortificadas, mantenimiento de registros, etc.?

El conocimiento de la civilización mesoamericana en el tiempo de José Smith era minúsculo (véase, por ejemplo, "What Could Joseph Smith Have Known about Mesoamerica?"). Si ha inventado el Libro de Mormón basándose en lo que sabía o intuía, nada había defendible después de un par de décadas desde su publicación. En vez de ello, el Libro de Mormón al principio parecería previsiblemete ridículo, tratando de antiguos indígenas en civilizaciones avanzadas, por lo que a diferencia de aquellos del entorno de José Smith, se avanza en mayor conocimiento que conduce a la plausibilidad de que el Libro de Mormón se ambiente en el medio mesoamenricano de forma que descarte a José Smith como su autor.


Articulos Relacionados a lo que buscas



Adsense2