11 agosto 2009

¿El Libro de Mormón cita la traducción bíblica del rey Santiago?

duart678, es un participante de los foros de Univisión; su característica principal es su destacada defensa de la verdad. Con mas de 3.000 mensajes desde el año 2005 hasta el día de hoy, dedica su tiempo y gran conocimiento a esclarecer y testificar sobre cada uno de los puntos que confirman la veracidad de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos días y El Libro de Mormón. Con sus acertados comentarios y bien documentados argumentos, es normal verle realizando una labor apologética efectiva, un apoyo constante al crecimiento del testimonio de miles de personas que en la Web buscan respuestas a sus preguntas. El siguiente es uno de sus artículos.

Tomado de:
Usuario duart678 , 

Foros Univisión.


El hecho de que El Libro de Mormón tenga cerca de 17.000 palabras iguales a las de la traducción bíblica del rey Santiago, incluyendo las palabras escritas en itálicas, ¿prueba que no es una traducción divinamente inspirada?

De una aproximación de 264.000 palabras que contiene El Libro de Mormón,cerca de 17.000 son iguales a la traducción bíblica del rey Santiago.

La mayoría de los versos paralelos ocurrieron cuando Nefi citó a Isaías del antiguo Testamento usando las planchas de oro traídas de Jerusalén. Otros paralelos ocurrieron cuando el Salvador resucitado repitió el sermón del monte a los nefitas y después citó a Malaquias extensamente. Ambos casos nos indican que estas citas de las escrituras estaban registradas en otros lugares.

Para seguir leyendo  haz clik aqui... 
José Smith no dejó ningún expediente de cómo tradujo las planchas, más allá de decir que lo hizo por el poder de Dios. Los eruditos SUD. convienen generalmente que en los casos donde el Libro de Mormón es paralelo a la Biblia, J.Smith debe haber observado los paralelos existentes, utilizó la Biblia del rey Santiago para tener una opción de escoger las palabras para la traducción. Si el Libro de Mormón convergía con el texto bíblico en el significado, él utilizó al parecer el texto bíblico en todas las palabras, hasta las escritas en letra itálica ,sin embargo, cuando las planchas se diferenciaban del texto bíblico, él continuaba con el texto de las planchas.



Por ejemplo de 433 versos de Isaías citados en el Libro de Mormón, 46% son idénticos a los de la Biblia, mientras que el 54% se modificaron en cierto grado. Estos versos son y han sido estudiados con mucha frecuencia por los eruditos SUD. Varias estructuras literarias hebreas se encuentran en forma degradada en la Biblia del rey Santiago, mientras que estas mismas formas literarias hebreas se encuentran intactas y completas en el Libro de Mormón. Con esto se demuestra que la versión de las planchas de bronce encontradas en el Libro de Mormón contiene  un texto más antiguo.

Un problema levemente más difícil, son las semejanzas del Libro de Mormón con las escrituras bíblicas que no existían cuando Lehi salio de Jerusalén, por ejemplo Moroni 7:45,46 y 1 Corintios 13:4-8, los paralelos del discurso de Pablo sobre la caridad, son tan semejantes que para ello se encontró la siguiente explicación:

Mormón, padre de Moroni vivió después que Cristo vino a las Américas, por tanto conocía las enseñanzas de Cristo. Puesto que las últimas enseñanzas de Pablo provienen de Cristo, no debe sorprender a nadie encontrar a Mormón y a Pablo enseñar lo mismo. El hecho de que ambos escribieron de la caridad indica la importancia de este concepto en el evangelio,si Mormón entregó un discurso sobre la caridad, por lógica tendría que contener mucho del mismo material de las enseñanzas de Pablo. Sin embargo, es impresionante contar con redacciones idénticas, palabra por palabra, aunque de hecho no son totalmente idénticas. 2 clausulas significativas encontradas en 1Corintios están ausentes en el Libro de Mormón, y la definición de Mormón de la caridad esta ausente en las escrituras de Pablo, no obstante, varias frases son idénticas. Estas frases idénticas, se comprenden de la misma manera  como manejó los pasajes de Isaías.

J.Smith reconoció las enseñanzas de Mormón como similares a las escrituras de Pablo y utilizó probablemente el texto bíblico donde asemejaba con el significado de las planchas; donde era diferente continuó solo con las planchas.

Puesto que la última fuente de enseñanzas del Libro de Mormón es Cristo y puesto que las últimas enseñanzas del viejo y nuevo Testamento, es también Cristo, no debe sorprender a nadie que haya paralelos entre el, Libro de Mormón y la Biblia, mientras que que no se puede probar en forma concluyente que J.Smith utilizó la traducción del rey Santiago de la Biblia para ayudarse a traducir los pasajes iguales. Esta explicación es razonable.

Fuentes
  1. Gorton "Herencia de las planchas de oro de Laban"
  2. Nibley "Dede Cumurah", pág. 123-52"
  3. B.H Roberts "Citas de la Biblia del Libro de Mormón"
  4. Sperry "Los problemas del Libro de Mormón" pág. 73-121,206-07


Articulos Relacionados a lo que buscas



1 comentario:

Gabriel dijo...

Ya debemos saber que José Smith, desde que era un niño, estaba familiarizado con el contenido de la Biblia. Él leía las escrituras regularmente. Por lo tanto, al momento de traducir el Libro de Mormón no es de estrañar que utilizara palabras y versículos análogos para expresar las ideas de forma más clara, natural y familiar para todas las personas de habla inglesa.

Eso es lo que debe hace cualquier traductor para asegurarse para asegurarse traducir correctamente cualquier documento.