Busca en Nuestro Sitio

05 diciembre 2012

Una nota sobre el nombre de Nefi[1]

¿Sabías que el nombre Nefi proviene de un lugar y tiempo apropiado para el Libro de Mormón?

Autor: John Gee.
Traductor: Manuel Alejandro Copaira.


Hace más de cuarenta años, Hugh Nibley planteó la inquietud sobre la onomástica del Libro de Mormón: ¿Son los “nombres propios que se hallan en el relato ... aceptables para ese período y región"?[2] Mientras que la respuesta a la mayor interrogante concerniente a todos los nombres que aparecen en el Libro de Mormón sigue a la espera de una investigación[3], parece ser que estamos en condiciones de hacer comentarios sobre la autenticidad del nombre de Nefi, el primer nombre que se encuentra en el Libro de Mormón (1 Nefi 1:1).

Una inscripción fenicia descubierta en Elefantina contiene el nombre de un tal KNPY[4]. Esto en sí es una mera insignificancia, pero en relación con el Libro de Mormón, la discusión académica del nombre es de [sumo] interés. F. L. Benz recopiló una lista de los nombres propios [sacados] de las inscripciones fenicias y sus derivaciones. [Benz] considera que el nombre KNPY es la forma fenicia de K3-nfr.w, un nombre egipcio certificado[5]. Esta equiparación fue confirmada más tarde por G. Vittmann, quien añadió que las representaciones gráficas arameas KNWP y QNPY fueron también legitimadas[6]. Además, el nombre arameo KNWPY es avalado por las inscripciones elefantinas[7]. Vittmann también señaló que el nombre HRNPY, constatado en inscripciones arameas, probablemente era egipcio nh-hr-nfr[8]. El elemento NPY del nombre parece ser la transcripción semítica (es decir, Arameo, Fenicio) del egipcio nfr, un elemento común en los nombres propios egipcios[9]. La “p” intermedia de la forma semítica, podría haber sido tomada como una /f/, por lo que la vocalización de NPY como Nefi no plantea ningún problema[10].

Mientras que K3-nfr.w y nh-hr-nfr son nombres egipcios comprobados que contienen el elemento nfr, el propio Nfr es en sí un nombre egipcio confirmado[11]. En ese tiempo (siglo V a.C) en Egipto, la “r” final se había caído de la pronunciación nfr[12] y este siguió siendo el caso en copto, donde la forma era noufi[13]. Aunque el nombre K3-nfr.w tiene una vocal /u/ después de la n, la forma verbal de nfr.w es un estativo (también conocido como un cualitativo o antiguo perfectivo), mientras que Nfr probablemente es un participio, por lo que la vocal probablemente no era la misma. Los expertos en escritura demótica indican que la vocal posterior a la n en el participio de nfr así como en la forma verbal n3-nfr se transcribe como una /e/ (copto/griego épsilon)[14].

Con esta información podemos hacer una conjetura sobre la pronunciación del nombre de Nefi. La mayoría de los Santos de los Últimos Días europeos y latinoamericanos pronuncian el nombre más o menos correctamente como /nefi/ o /nefi/, ya que originalmente era más probable que se pronunciara "Nefe" o "Nafe” (armonizándose con "heh fee/hay fee ") en lugar del actual "nefi". Sin embargo, la pronunciación corriente en inglés forma parte de una noble historia[15] e incluso lo más probable es que este escritor continúe usándola.

En resumen, Nefi es una forma semítica sirio-palestina legitimada del nombre de un hombre egipcio ya constatado datado hacia el Período Tardío de Egipto. Es correcto decir que, en su época, Nefi percibió de antemano las conexiones existentes entre Egipto e Israel (1 Nefi 1:3), puesto que su propio nombre es egipcio. Es la forma adecuada de un nombre apto ya que su género es correcto y proviene de un lugar y tiempo apropiado.

Fuentes
  1. Me gustaría dar las gracias a Theron Stanford por ayudarme en la obtención de una fuente clave con poca antelación , y a Matt Roper por su insistente aliento.
  2. Hugh W. Nibley, Lehi en el Desierto/El Mundo de los Jareditas/There Were Jaredites, vol. 5 en La Obra Completa de Hugh Nibley (Salt Lake City: Deseret Book and FARMS, 1988), 1, citando W. F. Albright.
  3. Sobre la metodología de esta materia, ver Paul Y. Hoskisson, "An Introduction to the Relevance of and a Methodology for a Study of the Proper Names of the Book of Mormon," in John M. Lundquist and Stephen D. Ricks, eds., By Study and Also by Faith: Essays in Honor of Hugh W. Nibley, 2 vols. (Salt Lake City: Deseret Book and FARMS, 1990), 2:126—35.
  4. Mark Lidzbarski, Phönizische und aramäische Krugaufschriften aus Elephantine (Berlin: Reimer, 1912), 24.
  5. Frank L. Benz, Personal Names in the Phoenician and Punic Inscriptions: A Catalog, Grammatical Study and Glossary of Elements (Rome: Biblical Institute, 1972), 192. Hermann Ranke, Die ägyptische Personennamen, 3 vols. (Glückstadt: Augustin, 1935—77), 1:390. For an early Demotic attestation dating from the reign of Amasis, see Wolja Erichsen, Auswahl frühdemotischer Texte, 3 vols. (Copenhagen: Munksgaard, 1950), 1:21, line 11.
  6. G. Vittmann, "Zu den in den phönikischen Inschriften enthaltenen ägyptischen Personennamen," Göttinger Miszellen 113 (1989): 95.
  7. Ver A. E. Cowley, Aramaic Papyri of the Fifth Century B.C. (Oxford: Clarendon, 1923), inscriptions 26:9, 21; and 50:7, pp. 89—90, 155.
  8. Vittmann, "Zu den in den phönikischen Inschriften enthaltenen ägyptischen Personennamen," 94. The name is found in Cowley, Aramaic Papyri of the Fifth Century B.C., inscription 72:23, p. 183.
  9. There are three-hundred ninety listed in Ranke, Die ägyptische Personennamen, 3:73—76.
  10. E. Kautzsch and A. E. Cowley, Gesenius' Hebrew Grammar, 2d ed. (Oxford: Clarendon, 1910), §§6n, 13b, 21, pp. 33—34, 56, 75—76.
  11. It is attested as a man's name from Dynasty 1 through the late period (which Ranke takes as ending at the Alexandrian conquest of Egypt), and as a woman's name in the Old Kingdom through the New Kingdom, and the Greek period; Ranke, Ägyptische Personennamen, 1:194.
  12. Vittmann, "Zu den in den phönikischen Inschriften enthaltenen ägyptischen Personennamen," 93. The Egyptian -r was weak from the beginning; see Elmar Edel, Altägyptische Grammatik, 2 vols., vols. 34/39 of Analecta Orientalia (Rome: Pontificum Institutum Biblicum, 1955), §§127—28, 1:56; Walter Till, Koptische Grammatik(Leipzig: VEB, 1970) §39, p. 48.
  13. The southern dialects have noufe, the northern noufi; Jaroslav Cerny, Coptic Etymological Dictionary(Cambridge University Press, 1976), 116; Walter E. Crum, A Coptic Dictionary (Oxford: Clarendon, 1939), 240; Wolfhart Westendorf, Koptisches Handwörterbuch (Heidelberg: Winter, 1977), 133.
  14. See Erichsen, Auswahl frühdemotisher Texte, 2:71. For examples of late period names with n3-nfr see Ranke,Ägyptische Personennamen, 1:169; and Miriam Lichtheim, Demotic Ostraca from Medinet Habu (Chicago: University of Chicago Press, 1957), plate 28, text 144, line 2; for the Greek transcription of the Egyptian name Nfr-htp as Nephotes, see Heinz J. Thissen, "Ägyptologische Beiträge zu den griechischen magischen Papyri," in Ursula Verhoeven and Erhart Graefe, eds., Religion und Philosophie im alten Ägypten (Leuven: Peeters, 1991), 295.
  15. Note the spelling of "Lehi" as "Lehigh" in M. J. Hubble's interview of David Whitmer, 13 November 1886, in Lyndon W. Cook, ed., David Whitmer Interviews: A Restoration Witness (Provo, UT: Grandin, 1992), 210. Hubble was a non-Mormon and apparently had never seen the name spelled and thus spelled what he heard. As David Whitmer had "cut loose from [Joseph Smith and the Church] in 1837" (Cook, David Whitmer Interviews, 6) likely his pronunciation of the names had not altered from the initial period and thus the present American pronunciations of the names Nephi and Lehi were set within the first decade of the Church.
  16. http://maxwellinstitute.byu.edu/publications/jbms/?vol=1&num=1&id=627


Articulos Relacionados a lo que buscas



Adsense2