Busca en Nuestro Sitio

25 enero 2016

Deforestación Maya

El Libro de Mormón, menciona en un determinado tiempo, que el pueblo se habían quedado sin madera; algo muy extraño para una zona tan abundante en árboles como es Mesoamérica, sin embargo, estudios modernos confirman que en la misma época, existió una deforestación que afectó a toda esa zona. 

Autora: Natalia Erices Bustos, Licenciada en Historia, Universidad de Concepción, Chile


La deforestación producida por los mayas es mencionada en el libro de Helamán en el Libro de Mormón.

Los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, somos cristianos, pero a pesar de ello, nos diferenciamos del resto del mundo en varias cosas; una de ellas es el Libro de Mormón. 

Para nosotros, SUD (Santos de los últimos días) el Libro de Mormón, es una narración de pueblos americanos que fueron descendientes de judíos y que llegaron a este continente por medio de un viaje transoceánico. 

Nosotros creemos en la veracidad total de los relatos que en este Libro se incluyen, sin embargo hay personas que están conociendo la Iglesia o incluso quienes son detractores de ella, que no le encuentran sentido a los dichos en las páginas de este maravilloso Libro. 

Nosotros no necesitamos buscar una correlación histórica de las narraciones de los profetas de este Libro, pues creemos en él por fe y testimonio, sin embargo, consideramos necesario avanzar en el área de investigación histórica y poder dar a conocer al resto del mundo las coherencias que existen entre los hallazgos sobre pueblos prehispánicos y los relatos del Libro de Mormón, a fin de apoyar nuestra convicción de su veracidad.

Al inicio del capítulo tres del libro de Helamán,  se menciona que muchos nefitas emigraron a la “tierra del norte”, sin embargo hay un dato (no menor), que para muchos pasa desapercibido, el cual es mencionado en el quinto versículo:
“Sí, y se esparcieron por todas partes de aquella tierra, por todos los parajes que no habían quedado desolados y sin madera….”
La pregunta que podemos hacernos tiene que ver con el hecho que provocó la existencia de  dichos lugares sin árboles.  

Existe una respuesta para esa interrogante, ya que, se han realizado investigaciones que demuestran una realidad muy diferente a la que podemos pensar respecto a una de las grandes civilizaciones prehispánicas: “Los Mayas”. 

Por lo general se asocia a estos pueblos con personas muy respetuosas de su medio ambiente, sin embargo se llegó a la conclusión de que los Mayas realizaban una deforestación antropogénica. El término deforestación antropogénica tiene que ver con el hecho de que  fue provocada directamente por procesos humanos, y no por procesos naturales, es decir, se trata de una deforestación totalmente causada por la mano del hombre.

Algunos autores tienen ideas del porqué de esta deforestación y es en ese contexto que Thomas Server, arqueólogo  de la Universidad de Alabama plantea que la necesidad de la tala de árboles se debe al denominado “estuco”. Este consiste en una pasta de grano fino compuesta de cal, mármol, yeso y pigmentos naturales. La madera pasaba a ser el combustible para la preparación de este material, ya que este fue trascendental para la construcción de sus enormes monumentos (con ello llenaban los espacios y era una especie de pegamento para las piedras). 

Server asegura que debían quemar veinte árboles para calentar el estuco suficiente para la construcción de solo un metro cuadrado. 

Haciendo una extrapolación a esta cifra es que Richard Hansen nos señala que se necesitaban cortar todos los árboles de una superficie de unos 6,5 kilómetros cuadrados para cubrir de estuco solo una pirámide 1

La tala indiscriminada de árboles no solo significó la desolación de numerosos parajes de nuestro continente sino que también contribuyó a un cambio climático que a su vez coadyuvó a la desaparición de esta gran civilización.  Existen numerosos estudios realizados por climatólogos que sustentan esta idea .

Ahora, si analizamos de forma temporal estos hechos relatados en el Libro de Helamán, podemos concluir que ocurrieron aproximadamente 40 años antes de la venida de Jesucristo, lo cual calza perfectamente con la presencia de los Mayas en el continente; civilización a la que se le atribuye una existencia de cerca de 1200 años, teniendo como época cúspide (de ahí su declive como civilización) el año 900 después de Cristo aproximadamente. 

Estos datos respecto a los tiempos nos ayudan a afirmar lo que proponemos en el título de este artículo; una vez que los Mayas deforestaban por completo un sitio, debían abandonarlo por un tiempo.

De esta manera, como señala nuevamente Thomas Server, "Sabemos que por cada período de 1 a 3 años en los cuales se cultive una porción de tierra, se necesita dejarla en barbecho recuperándose durante 15 años. Durante ese tiempo, los árboles y el resto de la vegetación pueden volver a crecer mientras se tala y se quema otra área de cultivo" 2.

Por ser una civilización que estaba en constante desarrollo, es muy probable que no pudiesen esperar por tan largo tiempo en un lugar hasta poder volver a utilizar la tierra, por lo cual debían ir trasladándose por los diversos parajes que ofrece nuestro continente, produciendo un abandono total de los lugares deforestados. 

Fuentes:
  1. Extraído de : http://www.arboricultura.org.mx/2014/05/estuco-la-deforestacion-antropogenica-ancestral-maya/
  2. Server, Thomas “ La caída de los mayas: Ellos mismos la ocasionaron”, traducido al español en http://ciencia.nasa.gov/science-at-nasa/2009/06oct_maya/


Articulos Relacionados a lo que buscas



Adsense2