Busca en Nuestro Sitio

12 diciembre 2010

¿Por qué Lehi encontró extraño el "edificio grande y espacioso"?

Tomado de “Nuevas luces desde Arabia acerca del viaje de Lehi”.
Por S. Kent Brown.



En la traducción al inglés del pasaje de 1 Nefi 8:33 del “edificio grande y espacioso” en el sueño de Lehi, éste lo califica de “extraño” para él (en inglés el texto dice: “And great was the multitude that did enter into that strange building”).


¿Por qué Lehi calificaría de extraño al edificio? ¿Se basaría en una realidad?

La primera y la más natural de las respuestas sería por su apariencia, su arquitectura era poco familiar para Lehi. Incluso, como hombre acaudalado, si él hubiera viajado a destinos interesantes, evidentemente no conocía todas las peculiaridades culturales de las regiones que le rodeaban a una distancia lejana (1). La mayor parte de la influencia arquitectónica del área de Jerusalén,  se trajo desde Egipto y Fenicia, donde, tocando el punto de la altura, la arquitectura es típica mente de uno o dos pisos de alto (2).


Este es un punto importante debido a que, en contraste, la arquitectura de Arabia Saudita, donde Lehi y Sariah al momento de la visión iban viajando, tenían efectivamente rascacielos para aquella época. Así, para una persona de Jerusalén, aquellos rascacielos serían totalmente inusuales, e incluso “extraños”. Aquellos rascacielos han continuado en los tiempos modernos. En este sentido encontramos especialmente interesante que Lehi haya encontrado interesante describir al “edificio espacioso” de su sueño - probablemente haya tenido plantas anchas y amplias -como si estuviese “en el aire, a gran altura de la tierra”. La arquitectura de rascacielos debiese concordar entonces incluso con el sueño donde los objetos y las escenas también son simbólicas para el que las recibe.

¿Cómo sabemos que los edificios de la antigua Arabia alcanzaron altura significativa. Después de todo, aquellos edificios no han sobrevivido. En la base de descubrimientos arqueológicos del antiguo sitio de Shabwah en 1970, el equipo francés concluyó que la base de los edificios soportó en el entonces en que estaban operativos edificios públicos de varios pisos elevándose a más de cuatro o cinco plantas en el aire (3).


Imagen de ruinas de Shabwah, provincia de Yemen

Lo más sorprendente es el hecho que de que estos imponentes edificios se podían encontrar desde 100 años antes que Lehi y Sariah empezaren su viaje. Y eso no es todo. Inscripciones en los edificios se encontraron en otros antiguos sitios de la región ”indicando que el número de pisos dentro de las casas eran aún de tres o cuatro, con un máximo de seis en la localidad de Zafr”. Así es como se comprueba que varias viviendas se elevaron por sobre el aire. Esas viviendas “proveen los nombres de sus propietarios” y sus edificios datan también del sigo VIII a.C (4).

Retornando al sueño de Lehi, nos preguntamos como aquellos edificios pudieron aparecer a Lehi como “en el aire, a gran altura de la tierra”(1 Nefi 8:26). Una respuesta es que los viajeros del desierto de Arabia usualmente viajan de noche debido a que el calor y a los peligros de mercenarios (5). Esa escena es exactamente la que Lehi muestra al inicio de su sueño, a través de una planicie, el viaja a través de la “oscuridad” (1 Nefi 8:4,7). La primera fila de ventanas de esos altos edificios estuvieron suficientemente altas para ofrecer seguridad a sus moradores. En la noche, cuando las luces de las ventanas estaban   encendidas, entonces esos edificios les parecieron como si estuviesen suspendidos en el aire.

En conclusión, es evidente que Lehi vió una arquitectura antigua caracteristica de los edificios del sur de Arabia y que fue única en esa parte del mundo para su época. Los edificios contemporáneos aun se erigen como si estuviesen “en el aire” (1 Nefi 8:26), alcanzando alturas de [varios pisos]. 
 

Los contemporáneos de José Smith, ¿conocieron de estos edificios antiguos que se han mencionado [del siglo VII a.]? La respuesta es no. Ni José Smith tampoco. En cambio, Lehi, quien vio esas estructuras en su visión, y miembro del grupo que viajaba por esa región, sí, y por eso pudo con toda propiedad llamarlos edificios “extraño[s]”.



Notas pie de pagina
  1. Lehi debió ser educado en la cultura egipcia pero no en la arábiga puesto que está demostrado que para él y su familia, la cultura y los pueblos de la península arábiga eran más bien desconocidos en la ruta en que se dirigieron por la península.
  1. Ver Michael Roaf, “Palaces an Temples in Ancient Mesopotamia” en Civilizations of the Ancient Near East, ed. Jack M. Sansson et al., (New York: charles Scribner hijo, 1995), 1:423-41, especialmente p. 434.
  1. Ninguno de los pisos superiores ha sobrevivido sino solo las bases, pero el diseño de los mismos permitió al equipo arqueológico llegar a la conclusión que estos edificios fueron los soportes de muchos pisos hacia arriba, algo impensado para un israelita como Lehi.


Articulos Relacionados a lo que buscas



1 comentario:

Anónimo dijo...

gracias por todo muy bueno

Adsense2