Busca en Nuestro Sitio

20 noviembre 2009

La acusación: ¿Por qué un Dios justo “maldeciría” a los lamanitas con “una piel de color oscuro” (2 Nefi 5:21)?

Por: Jack R. Christianson
www.endefensadelarestauracion.blogspot.com.



Es verdad que El Libro de Mormón dice que los lamanitas tenían una piel de color oscuro que cayó sobre ellos. Sin embargo, no es verdad que la piel de color oscuro fue una maldición a ellos. Al inicio del segundo capítulo del libro, Laman y Lemuel, los hijos rebeldes del profeta Lehi, fueron advertidos que si ellos continuaban en su maldad, serían apartados de la presencia del Señor. Esta separación de la presencia del Señor sería la maldición, no el color de su piel. En 1 Nefi 2:21, 23 se lee:

“Y según se rebelen tus hermanos contra ti, serán separados de la presencia del Señor.

“Porque he aquí, el día en que se rebelaren contra mí, yo los maldeciré con penosa maldición, y no tendrán ningún poder sobre tu posteridad, a menos que ella también se rebelare contra mí.”
Ellos no se arrepintieron ni cambiaron, y de esta manera cuando las familias se dividieron en 2 Nefi, capítulo 5, la maldición fue traída a efecto. Se lee en 2 Nefi 5:20-24:
“Por tanto, se cumplió la palabra que el Señor me habló, diciendo: Por cuanto ellos no quieren escuchar tus palabras, serán separados de la presencia del Señor. Y he aquí, fueron separados de su presencia.

“Y él había hecho caer la maldición sobre ellos, sí, una penosa maldición, a causa de su iniquidad. Porque he aquí, habían endurecido sus corazones contra él, de modo que se habían vuelto como un pedernal; por tanto, ya que eran blancos y sumamente bellos y deleitables, el Señor Dios hizo que los cubriese una piel de color obscuro, para que no atrajeran a los de mi pueblo.
“Y así dice el Señor Dios: Haré que sean repugnantes a tu pueblo, a no ser que se arrepientan de sus iniquidades.
“Y malditos serán los descendientes de aquel que se mezcle con la posteridad de ellos; porque serán maldecidos con la misma maldición. Y el Señor lo habló; y así fue.
“Y a causa de la maldición que vino sobre ellos, se convirtieron en un pueblo ocioso, lleno de maldad y astucia, y cazaban animales salvajes en el desierto.
Por estos versículos parecería evidente que la maldición fue ser aislados de la presencia de Dios, o en otras palabras, experimentaron una pérdida del Espíritu Santo. Esto, entonces, fue la causa de su pereza, vandalismo, sutileza, y corazones como pedernal. En relación a esta maldición y seña, el autor Daniel Ludlow ha dicho:
“Esta es la única referencia en todo el Libro de Mormón donde un adjetivo definido de color ["negrura"] se usa para referirse a esta seña. Todas las otras referencias lo llaman una ‘piel de oscuridad’ o una ‘piel oscura.’ Es interesante notar que los términos ‘negrura’ y ‘oscura’ son intercambiables en el hebreo. Incluso en el hebreo moderno no es inusual para algunos traductores diestros escoger oscura como la mejor traducción (Book of Mormon Companion, página 132).
Por lo tanto, la palabra “negrura” podría y posiblemente debería significar “oscura.” El color de la piel de uno no tiene nada que ver con el comportamiento. Tener el Espíritu o no tener el Espíritu, tiene todo que ver con el comportamiento de una persona. El presidente Joseph Fielding Smith aclara este punto. El dijo: 
“La piel oscura fue puesta sobre los lamanitas para que ellos pudieran distinguirse de los nefitas y evitar que los dos grupos de personas se mezclaran  La piel oscura fue un signo de esta maldición. La maldición fue el retiro del Espíritu del Señor. La piel oscura…no se considera más un signo de la maldición. Muchos de estos conversos son deleitables y tienen el Espíritu del Señor” (Answers to Gospel Questions, 1:123-24).
Alma 9:14 reitera las enseñanzas del presidente Smith:
“Ahora quisiera que recordaseis que los lamanitas, por cuanto no han guardado los mandamientos de Dios, han sido separados de la presencia del Señor. Vemos, pues, que la palabra del Señor se ha cumplido en esto, y los lamanitas han quedado separados de su presencia, desde el principio de sus transgresiones en esta tierra.” 
De nuevo, la maldición es estar separados de la presencia del Señor, no el color de la piel. Donde muchos se confunden en este asunto, es cuando leen en Alma 3:6-10:
“Y la piel de los lamanitas era obscura, conforme a la señal que fue puesta sobre sus padres, la cual fue una maldición sobre ellos por motivo de su transgresión y su rebelión en contra de sus hermanos Nefi, Jacob, José y Sam, que fueron hombres justos y santos.
“Y sus hermanos intentaron destruirlos; por lo tanto, fueron maldecidos; y el Señor Dios puso una señal sobre ellos, sí, sobre Lamán y Lemuel, y también sobre los hijos de Ismael y en las mujeres ismaelitas.
“Y se hizo esto para distinguir a su posteridad de la posteridad de sus hermanos, para que por ese medio el Señor Dios preservara a su pueblo, a fin de que no se mezclaran ni creyeran en tradiciones incorrectas que causarían su destrucción.
“Y aconteció que quien mezclaba su simiente con la de los lamanitas traía la misma maldición sobre sus descendientes.
“Por tanto, todo el que se dejaba desviar por los lamanitas recibía ese nombre, y le era puesta una señal.”
Así que, la señal se convirtió en una maldición pero esa no era la maldición. Llegó a ser una maldición porque las personas participaron de la maldad de los lamanitas. Joseph Fielding McConkie y Robert L. Millet se pronunciaron sobre este punto cuando escribieron: “Debido a su iniquidad, los lamanitas fueron maldecidos con una ‘piel de oscuridad.’ Nuestro texto nos dice que ellos fueron maldecidos a fin de que no fueran atractivos para los nefitas. El Antiguo Testamento contiene amplia evidencia que cuando los hijos de Israel se casaban fuera del convenios, eran disuadidos de la veneración de la verdad y del Dios viviente, y rápidamente aceptaban la idolatría de los cananeos”.(Doctrinal Commentary on the Book of Mormon, 1:123-24).

La evidencia de que esta señal llegó a ser una maldición viene de la historia en el mismo capítulo de Alma, cuando los amlicitas se señalaron a sí mismos y se unieron a los lamanitas:
“Ahora volveremos otra vez a los amlicitas, porque también sobre ellos fue puesta una señal; sí, ellos mismos se pusieron la señal; sí, una marca roja sobre la frente.

“De este modo queda cumplida la palabra de Dios, porque éstas son las palabras que él dijo a Nefi: He aquí, he maldecido a los lamanitas, y pondré sobre ellos una señal para que ellos y su posteridad queden separados de ti y de tu posteridad, desde hoy en adelante y para siempre, salvo que se arrepientan de su iniquidad y se vuelvan a mí, para que yo tenga misericordia de ellos.
“Y además: Pondré una señal sobre aquel que mezcle su simiente con la de tus hermanos, para que sean maldecidos también.
“Y además: Pondré una señal sobre el que pelee contra ti y tu posteridad.
“Y digo también que quien se separe de ti, no se llamará más tu posteridad; y te bendeciré a ti, y al que fuere llamado tu descendencia, desde hoy en adelante y para siempre; y éstas fueron las promesas del Señor a Nefi y a su posteridad.
“Ahora bien, los amlicitas no sabían que estaban cumpliendo las palabras de Dios cuando empezaron a marcarse la frente; sin embargo, se habían rebelado abiertamente contra Dios; por tanto, fue menester que la maldición cayera sobre ellos.
“Ahora bien, quisiera que entendieseis que ellos trajeron sobre sí mismos la maldición; y de igual manera todo hombre que es maldecido trae sobre sí su propia condenación” (Alma 3:13-19).
Los amlicitas se marcaron con rojo, y la maldición cayó sobre ellos, pero la piel oscura no cayó sobre ellos. Ellos mismos se distinguían de los nefitas por sus marcas y trajeron sobre sí la maldición de ser separados de la presencia de Dios.

Otro excelente ejemplo de la diferencia entre la señal y la maldición, es la historia de los anti-nefi-lehitas que se encuentra en Alma 23:17-18:
“Y sucedió que se pusieron el nombre de anti-nefi-lehitas; y fueron llamados por ese nombre, y dejaron de ser llamados lamanitas.

“Y empezaron a ser una gente muy industriosa; sí, y se volvieron amistosos con los nefitas; por lo tanto, establecieron relaciones con ellos, y la maldición de Dios no los siguió más.”
La maldición no los siguió más, pero sí la piel oscura por ser lamanitas de nacimiento. La piel oscura era la señal para distinguir a los dos grupos de personas. Cuando esa característica ya no fue necesaria, entonces ya no había necesidad de colores diferentes de piel. Las personas entonces se distinguían por buenas y malas, no claras y oscuras. Sólo a un grupo de personas les fue cambiado el color de su piel. Todas las personas rectas entre los nefitas y lamanitas que se habían unido contra la banda secreta de los ladrones de Gadiantón. La maldición y la señal fueron quitadas a los lamanitas en esta ocasión.
“Y les fue quitada su maldición, y su piel se tornó blanca como la de los nefitas;

“y sus jóvenes varones y sus hijas llegaron a ser sumamente bellos, y fueron contados entre los nefitas, y fueron llamados nefitas. Y así concluyó el año trece” (3 Nefi 2:15-16).
La palabra clave en el versículo 15 es “y”, la cual crea una diferencia distintiva entre la maldición y la señal.


Articulos Relacionados a lo que buscas



15 comentarios:

alvarorodr dijo...

Edite un comentario de un anónimo debido que usa palabras ofensivas al no contar con la verdad para sus acusaciones

Anónimo dijo...

Esto significaría que, ¿solo tu eres dueño de la verdad absoluta?

alvarorodr dijo...

eso significa que soy el administrador de este blog

Anónimo dijo...

Muy buena deduccion del Libro de Mormón...

Ojala muchas más personas puedan entender la verdad de estas cosas

Felicitaciones Alvarodr..por su investigacion :D

Anónimo dijo...

Somos ecuatorianos (mestizos), descendientes de españoles blancos y de indigenas, nuestra piel es oscura, yo tenía entendido que debido al color de nuestra piel no somos dignos de poner un pie en el tabernaculo mormon, sin embargo pagamos nuestros diezmos para mantener un altar al que estamos prohibidos de conocer, solo los blancos anglosajones son dignos, su piel es clara. ¿Porqué? contesteme por favor a: octavio.chacho@hotmail.com

alvarorodr dijo...

estas equivocado en tu comentario, tu color de piel no tiene absolutamente nada que ver con tu dignidad, es mas podrías ser mil veces mas digno de cualquier ordenanza que cualquier blanco, El 8 de octubre de 1830 la Iglesia extendió el tercer llamamiento misional y los misioneros de este llamado, fueron para predicar el evangelio a los indios nativos de los Estados Unidos en la frontera de Missouri. Le revelación en la que se extienden estos llamamientos, ahora conocida como Doctrina y Convenios sección 32, se recibió en Fayette, Nueva York. Los misioneros nombrados en esa sección son: Parley P. Pratt, Oliver Cowdery, Peter Whitmer y Ziba Peterson.

en Ecuador hace décadas que la Iglesia se desarrolla y existen miles de Sacerdotes Ecuatorianos,Obreros de Templos, Obispos, Presidentes de Estaca Etc.

ellos no sufren ningún tipo de discriminación o algo parecido debido a su color de piel, es mas ellos mismos presiden sobre blancos y Norteamericanos que se encuentran en su País.

en tu comentario dices "pagamos nuestros diezmos para mantener un altar al que estamos prohibidos de conocer" , creo que ni siquiera eres mormon y este comentario totalmente falso esta enfocado solo a intentar confundir, como siempre lees algo de una pagina antimormona,lo copias y pegas y además como siempre es totalmente erróneo
a qui te dejo un link a una pagina Web oficial de la Iglesia en Ecuador donde puedes ver noticias locales.

http://www.lds.org/languages/mainmenu/0,5362,88-3,00.html

esta es la pagina Web oficial del Templo de Ecuador al que asisten un 98% de ecuatorianos

http://www.lds.org/temples/main/0,11204,1912-3-94-0,00.html

este es el link de una comunidad de Miembros de la Iglesia de Ecuador, realizada por miembros Ecuatorianos

http://mormonecuador.ning.com/

podrás comprobar por ti mismo lo que te menciono

Saludos

igonzals dijo...

Dices: "pagamos nuestros diezmos para mantener un altar al que estamos prohibidos de conocer".

Creo que muchisimos que somos fieles al espiritu de la Ley del Diezmo sabemos que la promesa de que Dios derrame sus revelaciones abundantemente sobre nosotros (hasta que sobreabunde) de modo que conozcamos el altar del Señor es cierta.

Si pagas y no recibes mayor inspiracion del Señor es porque debes reflexionar que es lo que te impide recibir la bendicion que en teoría de mereces pero que puede estar siendo invalidada por alguna otra desobediencia. Consejo: pon tu corazon en orden y en humildad al presentar tus diezmos y ofrendas.

Saludos!

Delia dijo...

Bueno te felicito por tu blog primera vez que lo leo y ha sido muy edificante leer tus artículos pues tienes base en lo que dices y no lo dices a la ligera se nota, yo soy peruana y me alegra alvaro que existan miembros como tú. Bye que el señor te bendiga.

Samuel Carrasco Ramírez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Samuel Carrasco Ramírez dijo...

Muy interesante el artículo y creo que es el mismo razonamiento que me había surgido a mí. Interesante la mención a los anti nefi lehitas pues tengo certeza de que muchos (lo he oído en clases de la escuela dominical)piensan que ellos "se volvieron blancos". Al imaginar por ejemplo, a Samuel el Lamanita no me lo imagino como un lamanita blanco ¡Y él era un profeta!
En fin, tengo una consulta respecto a la expresión que se utiliza en 1 Nefi 13:15 y otros versículos en referencia a la apariencia de los nefitas: blancos, hermosos y bellos. En ese versículo en particular se relaciona dicha apariencia con la de los conquistadores europeos (caucásicos). ¿Cómo interpretamos esto? El tipo físico promedio de los habitantes de Jerusalén y los judíos en general, según tengo entendido (y solicito corrección si me equivoco) no era nada parecido al de los caucásicos. El concepto que usa Nefi para referirse a los nefitas como "blancos" ¿debe entenderse como una forma de diferenciación radical con el aspecto que tomaron los lamanitas? ¿o realmente hacía referencia a lo que hoy percibimos como piel blanca (europeos, norteamericanos)?

igonzals dijo...

Los conquistadores europeos de la inmensa mayoría de América fueron españoles. Los españoles son blancos con influencia árabe e incluso estudios de adn han demostrado que 1 de cada 5 tiene adn judío. A mi parecer los españoles se parecen bastante a los judíos. Nefi dijo que la virgen María era blanca, y sabemos que ella, por ser judía no pudo ser una blanca tipo alemana. Sl2

Samuel Carrasco Ramírez dijo...

La verdad creo que una mejor respuesta sería decir que la similitud que encontró Nefi aludía a la belleza, es decir, para él ambos grupos de personas eran bellos. Digo esto porque el proceso de mestizaje árabe-español (en realidad no es precisamente árabe) no es tan importante como se dice. Entiendo que estuvo limitado territorialmente (fundamentalmente a la región de Andalucía) y además culturalmente: pese a que hubo intercambio cultural, el intercambio genético se limitó por cuestiones religiosas y sociales. Si estudiamos la conquista árabe podremos comprobar que tuvo características muy distintas a la conquista europea en América, respecto de la cual se produjo un intenso y exitoso mestizaje.
De cualquier manera, aceptar esa tesis tampoco aporta mucho. El hecho es que el mestizaje en ningún caso sería tan importante como para establecer una similitud física entre el resultado de una eventual mezcla entre españoles y bereberes y los judíos que, como sabemos, también forman parte de líneas de ascendencia distintas. Creo, como dije, que ese versículo se refiere simplemente a que ambos grupos para Nefi eran bellos pero no que se parecían entre sí.
Todavía más, consideremos, en mí opinión, que se trata de una similitud estrictamente física pues, pese a que el descubrimiento y conquista de América formaba parte del plan del Señor y de las profecías antiguas, las personas que la realizaron en ningún caso eran virtuosas como los nefitas en sus buenos momentos. Basta pensar en Cortés o en las características de los marineros que viajaron a América y el origen que tenían en Europa.
Saludos.

Fanny dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fanny dijo...

Es decir que de acuerdo al mormonismo los pueblos originarios tendrían ascendencia judía? y, otra cosa con respecto a "su piel se volvió negra..."ante los ojos de quién es mas bello el color blanco que el negro? Saludos.

Gazelem dijo...

Para todos aquellos que no creen que la revelación cuntinúa, quiero hacerles algunas preguntas a los que con sus comentarios pervierten las vías del Señor, y no solo eso sino que lo limitan con su proceder,en el tiempo de los antediluvianos solo unos pocos siguieron el ejemplo y las enseñanzas de Adán, cito: Génesis 6:1,2 (siempre que el hombre hace su voluntad el es el que se aparta de Dios y sufre las consecuencias)Génesis 10:19,20 Otros desobedientes, los descendientes de Cam hijo de Noé (fundaron Sodoma Y gomorra, y ustedes saben lo que les sucedió)Al mismo Caín ustedes saben lo que le sucedió después que mató a Abel( no hace falta que les de detalles) se que ustedes son sabios y astutos y sabrán de esto mas que yo, recuerdan como Leonardo Da vinci pintó la última cena? Buscó a un hombre que coincidiera en apariencia con Jesucristo y lo describió, porque lo trató, como un hombre muy bueno cuando tocó pintar a Judas el Iscariote comentó que era un hombre de aspecto burdo irritable, y después de que lo pintó le preguntó que cuanto era por sus servicios y este le dijo el costo y añadió que hacía mucho tiempo que un hombre lo había pintado y no le había pagado ademas comentó Da vinci que era un hombre grosero, y añadió este hombre que pinté como Judas es el mismo que pinté como Jesucristo, porque con el tiempo habrá cambiado. ( palabras mas o menos es relativo a lo que estamos hablando )Amigos, El Libro de Mormón es una continuación de la revelación de Nuestro Padre Celestial a nuestros profetas modernos después de esa gran apostasía de la que habla el libro de los tesalonicenses y el libro de Amós. 2 Tesalonicenses 2:3 Amós 8:11,12 Esta apostasia terminó en 1805 cuando nació el profeta de esta la última dispensación la del cumplimiento de los tiempos ( El antiguo Testamento, para el pueblo hebreo, Nuevo testamento para para los Judios, solo que no lo tuvieron por rechazar a nuestro Salvador Jesucristo; posteriormente por conducto de Pablo se les predicó a los Gentiles. Se viene la apostasía y aparece el Libro de Mormón, que es OTRO TESTAMENTO DE JESUCRISTO,( y sucede lo mismo solo unos pocos lo aceptamos ) Perdón amigos pero por eso es que el que se acerca a el lo estudia y medita tiene la porción del espíritu de Cristo para recibir mas luz y conocimiento. ( JESUCRISTO DIJO VINE A LOS MÍOS, REFIRIÉNDOSE A LOS JUDÍOS Y LOS MÍOS NO ME RECIBIERON ) porqué comento que si escudriñan el Libro de Mormón recibirán mas luz y conocimiento? porque nosotros (sin alardear ni presumir) tenemos eso, solo por aceptarlo. Los SUD creemos en una preexistencia y sabemos por fe y conocimiento que antes de venir a este mundo o segundo estado a ser probados aceptamos a Jesucristo como nuestro salvador de eso no tengo ninguna duda como tampoco tengo duda de que ustedes amigos también allá lo eligieron como su salvador, pero aquí no lo quieren aceptar como los Judíos de la antigüedad,( El Señor tolera esto porque el nos dio el albedrío ) claro no les digo que por eso se van a volver negros pero si van a sufrir una consecuencia como los descendientes de Cam ( que por el se filtró la sangre de Caín ) y la descendencia de Jafet que sus descendientes son los Gentiles, estos dos linajes desde antes de nacer no aceptaron del todo el plan de Nuestro Padre Celestial ni a Jesucristo como nuestro Salvador, esto sin mencionar a la tercera parte que siguió a Lucifer. Repito, sin presunción, nosotros tenemos ese conocimiento e inteligencia y esperamos recibir mas de acuerdo a nuestra dignidad y diligencia. Espero sinceramente no haberles ofendido amigos, Saludos.

Adsense2